La enfermera aceptó su culpa y cooperará con las autoridades
La enfermera fue descubierta por una investigación del Departamento de Salud y del FBI. (AP Foto/Matt Rourke)

La que fuera jefa de enfermeras en un centro de enfermería especializada de PruittHealth en Carolina del Sur, se declaró culpable de entregar tarjetas falsas de vacunas contra la COVID-19.

Te puede interesar:

Tammy Hudson McDonald mintió a agentes federales en Carolina del Sur sobre el suministro de tarjetas de vacunación contra el COVID-19.

La jefa de enfermeras llenó tarjetas falsas para personas que sabían que no habían recibido las vacunas contra la COVID-19.

Sin embargo, una investigación del Departamento de Salud y Servicios Humanos, el FBI y las autoridades de Carolina del Sur la puso al descubierto.

La mujer le dijo a los agentes federales que nunca le había dado a nadie una tarjeta de vacunas falsificada, a pesar de la evidencia.

'La acusada creó un riesgo directo para la gente de Carolina del Sur al crear documentos de vacunas falsos para que otros los usaran, y agravó esta fechoría al mentirle a los agentes federales. Como enfermera registrada, sabía más y le debía más a su comunidad.'

Dijo en un comunicado el fiscal federal, Corey F. Ellis.
La mujer emitió los certificados falsos el verano pasado. (AP Foto/Ted S. Warren)

McDonald, de 53 años, aceptó su culpabilidad y decidió cooperar con las autoridades, señaló a The Associated Press Jim Griffin, abogado de la mujer.

Las tarjetas falsas fueron entregadas a unos familiares en una reunión del Día del Padre, aunque ninguno ha sido acusado.

La exjefa de enfermeras enfrenta hasta cinco años de prisión y una multa de $250,000.

Daniel González

Periodista egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García en México y con 17 años de experiencia. Amante de los viajes y las historias que de ellos emanan. Un buen libro, una buena película...