Abraham Maldonado cumplió su sueño de graduarse de la preparatoria y el joven latino, de 18 años, que enfrenta cáncer en fase terminal logró este objetivo y celebrarlo con su familia.

Abraham es un estudiante de la Escuela Secundaria Boone, en Orlando. En el 2014, él y su familia se mudaron desde Puerto Rico a Orlando, donde ha recibido tratamiento médico, pues lleva 9 años luchando contra el cáncer.

"Este año, en marzo, los médicos decidieron no seguir con los tratamientos de radiación y quimioterapia porque ya habían hecho todo lo que estaba a su alcance, entonces estaba en cuidados paliativos y es que se enteran que su meta era graduarse de cuarto grado este año", dijo en entrevista su papá a La Noticia.

Luego de escuchar el sueño de Abraham, el personal médico comenzó a organizar todo para hacer posible el sueño de Maldonado.

Más tarde, también el Distrito Escolar del Condado de Orange County se enteró de esta meta y decidieron organizar una ceremonia privada y con distanciamiento social para cuidar la salud de Abraham.

"Empezó como algo pequeñito, iba a ser en la casa, pero cuando el distrito de Orange County se enteró de que Abraham se quería graduar se ofrecieron de hacerlo en la escuela y se volvió algo más grande y fue en el auditorio", señala Ramón Maldonado, el papá de Abraham.

Desde el 2014, Abraham ha tenido 18 cirugías y a pesar de los días más complicados, su papá asegura que el joven nunca dejó de estudiar.

Pero la meta de Abraham, el joven latino que cumplió el sueño de graduarse de la preparatoria hace 2 semanas en Florida no llegó sola, pues luego de una operación en el 2014 su papá le hizo una promesa y un reto, si él estudiaba en Estados Unidos, Ramón también tomaría la universidad en este país, ahora el estudiante con cáncer terminal lo logró y su papá también.

"Él fue a la escuela y yo regresé a la universidad a estudiar. Él se graduó en mayo y yo me gradúo en julio", señala su papá.

Luego de la ceremonia privada, la familia Maldonado llevó a Abraham a su restaurante favorito, donde comió su plato favorito para celebrar.

El papá de Abraham espera que esta sea una historia positiva y que ayude a otras personas a mantenerse positivos a pesar de cualquier situación.

El papá de Abraham espera que esta sea una historia positiva y mantenerse positivo a pesar de cualquier situación

"A pesar de lo que pasó, él nunca perdió un grado escolar, aunque estuviera enfermo, vomitando o lo que fuera volvía a la clase, siempre se sacrificó", señala Ramón Maldonado.

Jonathan Hernández

Reportero de espectáculos y cultura. Disfruto de leer, escribir, ver series y caminar con mi perro. Amo la comida y cultura de mi tierra. jhernandez@lanoticia.com