Para la mayoría de las personas la época de las fiestas es un momento de alegría, jubilo, esperanza, familia y bienestar. Pero para otros esta es una época en la que se desencadenan profundos sentimientos de tristeza y dolor. Según el Instituto Nacional de Salud, en la Navidad muchas personas sienten blue o depresión y los hospitales así como las fuerzas policiales informan de un alto nivel de suicidio o intento en estas épocas. Psiquiatras, psicólogos y otros profesionales de la salud mental, coinciden en reportar un aumento significativo de pacientes con problemas de depresión.

Posibles causas

Algunos investigadores indican que esto puede deberse al Trastorno Afectivo Estacional, que es una condición por la cual las personas se sienten deprimidas en los meses de invierno. Otros especialistas indican que esto se debe mejor a las expectativas poco realistas y excesiva auto-reflexión por parte de personas vulnerables.

Muchas personas experimentas frustración, enojo y presión a raíz de la excesiva comercialización, en comprar regalos y la necesidad de tener que participar en actividades sociales. Otras se sientes ansiosas en la Navidad debido a la presión de tener que gastar dinero en regalos y aumentar sus deudas. Y por último algunos se siente muy solos en Navidad porque han sufrido la pérdida de seres queridos o porque tienen a familiares lejos.

Unos investigadores hallaron que cuantos más materialistas son las personas, estas se sienten menos satisfechas con sus vidas en general y experimentan más emociones negativas. A medida que aumenta el materialismo, los sentimientos de gratitud y satisfacción con la vida disminuyen. También hallaron que expresar gratitud por lo que uno tiene en la vida incrementa nuestros estados de felicidad.

¿Qué hacer para evitar esa tristeza?

Cualquiera sea la razón que le genere a uno sentirse deprimido en estas fiestas, considere estas sugerencias:

  • Si siente que su depresión es grave, busque de inmediato ayuda de un profesional de salud mental calificado.
  • Establezca límites realistas de lo que puede gastar en regalos, sin sentirse presionado por gastar más allá de lo que tiene.
  • Concurra a actividades sociales en las que sienta va a estar feliz, alegre y nutrido interiormente, evitando aquellas que siente no le va a hacer bien.
  • En lugar de gastar dinero, piense en regalos no monetarios, como dar su tiempo, o ceder una habilidad que usted tiene cocinando para alguien algo exquisito.
  • No se sienta presionado por los avisos comerciales que nos venden una Navidad perfecta, con una familia donde todos son sanos, saludables y bellos, las casas recién decoradas y enormes regalos.
  • Baje sus expectativas de querer tener a todos reunidos. A veces simplemente no es posible.

Recuerde ser agradecido en su vida de lo que tiene. La Navidad es un evento esencialmente espiritual y varias de las razones por las que muchos se sientes deprimidos es por no alcanzar los estándares comerciales, o las expectativas de como debería ser las fiestas. Acepte las circunstancias que le toca vivir y cultive una actitud de gratitud.

Graciela Aires Rust

Psicoterapeuta bilingüe y Consultora Multicultural, MS, LPC, CRC, YT, IWLC. Asesora Certificada de Rehabilitación, Maestra e Instructora de Reiki, Instructora Certificada de Yoga, Coach de Vida. Fundadora...

Join the Conversation

1 Comment

Leave a comment