"Dios me dio una nueva oportunidad de vida", le dijo el chef Roberto Mendoza a La Noticia luego de que una bala disparada por un sujeto pasara sobre su cabeza sin impactarle el 22 de octubre en una esquina de la Nations Ford Road, al lado del hotel Americas Best Value Inn Charlotte.

El chef contó a La Noticia que se encontraba en el lugar cuando cuatro personas latinas -dos hombres y dos mujeres- a bordo de un Honda Accord sin placa se acercaron a venderle por $20 un cartel de vehículo para personas con discapacidad (handicap pack).

"Le dije: 'mira yo no compro eso, eso es ilegal'", relató Mendoza, a quien el sujeto le volvió a insistir en la venta, bajando el precio del artículo a $10. "No, ya te dije que no", fue la respuesta del chef, quien ha cocinado en su carrera para los expresidentes Barack Obama, George W. Bush y Bill Clinton.

"Entonces me sacó una nueve milímetros del bolsillo, una pistola",

narró Mendoza a La Noticia.
disparan al chef Roberto Mendoza en Charlotte
Vista en tercera dimensión del lugar del incidente. (©2021 Google, Map data ©2021)

El chef detalló que en ese momento llamó al 911 y los otros sujetos le dijeron al hombre armado que corriera de vuelta al carro. Mendoza comenzó a gritar para asustarlo.

"Como a diez pasos de donde yo estaba, se dio la vuelta y me disparó. Y yo me tiré a un lado y sentí la bala que me pasó silbando cerca de la cabeza, hermano",

relató el también filántropo.

La operadora del 911 le preguntó si estaba bien y si era necesario que llamara a una ambulancia.

"Le digo: 'no, estoy bien, manda a la policía de inmediato'",

expresó el chef.

El padre de tres hijos temía que el hombre regresara para dispararle de nuevo, pero no lo hizo. Luego de eso, llegaron los policías y detectives para investigar el delito.

"Lo único en lo que pensé fue en mi familia. Y dije: 'si este tipo regresa y me remata es mi último día'. Y me encomendé a Dios",

agregó Mendoza.

A las 8:35 p. m., el Departamento de Policía de Charlotte-Mecklenburg aún no le había dado actualizaciones al chef sobre el avance la investigación. Mendoza detalló que el hombre que le disparó llevaba una cruz tatuada en el cuello.

"No me tocaba, no era mi día. Y creo que aún tengo mucho que dar a la comunidad. Aún tengo mucho que hacer en esta tierra",

expresó el profesional de la cocina.

Mendoza también es conocido por su trabajo caritativo que realiza a través de su fundación The Heavens Chef Kitchen con la cual ayuda a niños y familias que sufren de inseguridad alimenticia.

"Lo único que le puedo decir es que Dios es bueno... Dios es bueno",

concluyó Mendoza.

Para más información, suscríbete a nuestro Newsletter.

José Cordero

Licenciado en Comunicación Social por la Universidad de Los Andes, Venezuela. Periodista de La Noticia. jcordero@lanoticia.com

Deja un comentario