No renuncies al maquillaje mientras usas mascarilla. Deja que tus ojos y cejas sean los reveladores de tu risa en medio de esta nueva rutina.

La nueva normalidad dice que el tapabocas es un accesorio que toca llevar por algún tiempo. Es por eso que no debes perder tu coquetería y adaptarte a las tendencias del maquillaje mientras usas mascarilla.

 

Mayor atención en la hidratación previa

Una rutina con tónicos, sérums y cremas que correspondan según las necesidades del cutis es el paso inicial. La razón es que la mascarilla puede irritar el cutis, esto nos obliga a poner especial atención a los hábitos de hidratación previo al maquillaje.

 

Adiós a las bases temporalmente

Llevar la mitad del rostro cubierto evita que la piel respire de forma habitual. Además, se produce una mayor transpiración que puede causar efectos secundarios si usas base. La base además de ayudar a asfixiar la piel terminará pegada en la mascarilla con el roce. Y como si fuera poco se aumentará la producción de grasa dando paso a los granos y acné.

 

Los ojos también sonríen

El énfasis de tu rostro está evidentemente en los ojos. Es acá donde deberás concentrar tu atención:

  • Usa contornos y corrector de ojeras.
  • Ilumina el lagrimal para darle profundidad a la mirada.
  • Aplica sombra en polvo para mitigar la producción de grasa y brillo. En cuanto a los colores de las sombras permite un juego armónico con la mascarilla.
  • Alarga tu mirada con una máscara o rímel que haga lucir unas pestañas llamativas.
  • Si vas a delinear tus ojos que sea con un producto a prueba de agua. Esto es importante porque con la transpiración de la mascarilla puede correrse y estarás tentada a tocarte la cara.

 

Cejas expresivas

Las cejas hacen el conjunto de protagonismo con los ojos. Deja que sean expresivas, guardando el grosor adecuado y en perfecta armonía con tu mirada.

 

Labial opcional

Realmente aplicar un labial sólo dependerá de qué tanto lo quieras, pero recuerda que no es necesario. Si no quieres prescindir de él trata de que sea un tinte para labios en una capa muy fina, en lugar de barras y mucho menos si son grasosas. Lo mejor que puedes hacer por los labios es aplicar un bálsamo reparador, sobretodo al finalizar el día.

 

Fijador para sellar

Con el fin de evitar que el maquillaje se corra con la transpiración puedes usar un fijador. Esto hará que no debas retocarte ni mucho menos llevar tus manos al rostro sin necesidad.

 

Rutina de limpieza posterior

Limpiar correctamente, tonificar e hidratar será el ABC de tus noches más que nunca. Después de pasar el día con mascarilla y maquillaje no dejes pasar por alto un descanso nutritivo para tu piel.

En la medida de lo posible no exageres con los efectos. Lleva un maquillaje mientras uses mascarilla totalmente adecuada para diario y sencillo. Así estarás más natural y gozarás del efecto terapéutico de la estética que elevará tu estado de ánimo.

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com

Leave a comment