El uso de mascarilla por tiempo prolongado irrita de manera importante el cutis, comentan expertos. Dado que tenemos que usar mascarilla en lugares públicos, se recomienda tener un mayor cuidado para no afectar el cutis.

El uso de mascarilla ayuda a evitar el contagio del coronavirus que produce COVID-19, pero trae consigo algunas desventajas como son irritaciones en la piel. La mascarilla atrapa sudor, grasa y suciedad provocando condiciones como acné, eczema y rosácea, sobre todo en condiciones de humedad y altas temperaturas.

El uso de mascarilla aumenta la irritación

“Se ha presentado un aumento en la irritación de la piel, desde inflamación con sarpullidos rojos hasta pequeños racimos de granos alrededor de la nariz y la boca, debido al uso de mascarillas”, asegura Adam Friedman, profesor de dermatología de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad George Washington.

Por eso es importante mantener la piel limpia y protegida al usar una mascarilla. Los siguientes consejos de Manuel Trens, gerente de Mercadotecnia de Nerium Biotechnology, seguramente te ayudarán a cuidar tu piel durante esta etapa:

  1. Elige una mascarilla de material suave, natural y transpirable que sea de preferencia fabricada 100% con algodón. Trata de evitar materiales sintéticos como el poliéster y nylon pues es más probable que te hagan sudar. Esto humedece la tela y causa más irritación.
  2. Identifica la causa de la irritación. Algunas personas pueden ser alérgicas a los adhesivos y colorantes de la mascarilla. También al detergente que usan para lavar su mascarilla de tela.
  3. Intenta crear una barrera cutánea utilizando una crema hidratante para el día. El uso de una buena crema hidratante según las necesidades de tu tipo de piel brindarán protección contra los estresores ambientales y la fricción del uso de mascarillas.
  4. Mantén la piel limpia con limpiadores a base de fórmulas suaves y protectoras que sean más relajantes para el cutis. Además se recomienda lavar la cara antes y después de utilizar la mascarilla.
  5. Elige muy bien la tensión de la mascarilla para evitar la fricción directa con el cutis, ya que ésta afecta la barrera protectora, provocando irritación e inflamación.

Paulina Martinez

Escritora de profesión y vocación. Especialista en temas de estilo de vida, blogger y amante de los viajes. pmartinez@lanoticia.com

Leave a comment