El rapero y productor de reggaetón, Dan Sur, se hizo viral debido a sus extravagantes implantes de cadenas de oro en la cabeza. Sin duda alguna, una de las modificaciones corporales más locas del medio artístico.

De acuerdo a Dan Sur, quería un look fuera de lo ordinario y lucir como si hubiera salido “directamente de una joyería”.

 “La verdad es que quería hacer algo diferente porque veo que todos se tiñen el cabello. Espero que no todos me copien ahora”, dijo en uno de sus vídeos.

Pero para poder lucir esa brillante melena, Dan tuvo que someterse a un escalofriante proceso, pues las cadenas van enganchadas al cráneo.

“Un gancho se implanta en mi cabeza y ese gancho tiene ganchos y todos están enganchados en mi cráneo, debajo de mi piel”, explicó el productor sobre su

“Este es mi cabello. Cabello dorado. El primer rapero en tener un cabello dorado implantado en la historia de la humanidad”, agregó.

De acuerdo a información trascendida en varios medios, el músico se sometió a la modificación el pasado mes de abril.

Su nueva y costosa cabellera fue una de las mejores inversiones que ha hecho Dan Sur en los últimos meses, pues aparte del valor de la joyería, el rapero pasó de 12,000 a 1.9 millones de seguidores en TikTok. También ganó miles de seguidores más en Instagram.

El gusto de Dan Sur por el oro que después de colocarlo como su cabellera en forma de cadenas, el rapero compuso una canción que lleva por nombre el del metal precioso.

Caso Lil Uzi Vert

En los últimos días, el rapero Lil Uzi fue noticia debido a que fanáticos le arrancaron un diamante rosa que se había implantado en la frente.

El mes pasado, durante una presentación en el festival Rolling Loud, Lil Uzi se lanzó al público, que entre el alboroto, desprendió el diamante de 24 millones de dólares de su frente.

“Todavía tengo el diamante, así que me siento bien”, contestó el rapero a TMZ cuando le preguntaron cómo se sentía tras el incidente.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario