Un grupo de familias inquilinas de la comunidad de casas móviles Countrywood Mobile Home Park se reunieron la tarde del 8 de diciembre para pedir mejores condiciones en sus viviendas.

El vecindario, ubicado en el norte de Charlotte, es una comunidad mayormente latina con residentes que han vivido ahí hasta 50 años.

La propiedad recientemente fue comprada por una compañía inversionista, que según supieron, compran terrenos y demuelen casas existentes para construir otros proyectos, lo cual preocupa a los habitantes de la comunidad.

Aparte, los inquilinos recibieron nuevos contratos “mes a mes”, lo que refleja un aumento en su alquiler. Ellos piensan que no está justificado el aumento, debido a que no han recibido mantenimiento en sus propiedades.

Los inquilinos se preocupan por lo que significa la compra y el aumento de alquiler para sus familias. 

“El desalojo. Eso es lo que más nos preocupa a todos”, dijo a La Noticia Gabriela González, inquilina de la comunidad Countrywoods por los últimos tres años. “Como dormir todas las noches sabiendo que al terminar el mes puede llegar alguna carta diciendo ‘los desalojaremos’”.

Preocupados por sus familias 

Antes de la reunión, los inquilinos no habían recibido ningún comunicado de los nuevos dueños sobre cuál era el plan para el vecindario o por qué estaban derribando casas.

González dice que si se tienen que mudar por un desalojo de los nuevos propietarios, el impacto no solo afectará a los adultos que viven por décadas allí, será muy difícil conseguir vivienda a precio justo en el área, además puede impactar negativamente a los niños.

“Tenemos niños y no queremos cambiarlos de escuela”, comenta González. “Ellos todas las mañanas están viendo la destrucción que hacen [los propietarios] aquí con las trailas. Dicen ‘mami, ¿nos vamos a mudar?’ y uno no puede dar una respuesta a ellos o mentirles porque no sabemos”.

Los inquilinos que hablaron en la reunión que no se ha dado mantenimiento al parque de casas móviles, y que aparte tienen miedo de que si se quejan de algo o piden arreglos en sus casas, haya una represalia y los propietarios los desalojen.

“Uno no puede decir lo que está dañado por temor a su respuesta”, dijo a La Noticia Nohelia Estudillo, una inquilina que tiene más de 12 años viviendo en Countrywoods.

Vecinos organizados

Cuando los inquilinos recibieron la notificación del aumento de alquiler, algunos empezaron a  hablar con sus vecinos y varios decidieron que tenían que conseguir apoyo para negociar mejores términos en su contrato.

Para tener una reunión con representantes de los propietarios, primero los inquilinos tenían que ponerse de acuerdo en buscar ayuda para sus inquietudes. 

Jessica Maria Moreno, organizadora de vivienda justa del Centro de Recursos para la Organización de Inquilinos (TORC) con Action NC, ha estado trabajando con los inquilinos de la comunidad desde noviembre para asistirlos en sus esfuerzos de organización.

Moreno dijo que para poder ayudar a comunidades como Countrywoods, los inquilinos tienen que estar comprometidos a pedir los cambios que quieren. También dijo que no deben tener miedo de organizarse, ya que los inquilinos tienen que “depender de la organización para aplicar presión pública a los propietarios para que hagan lo correcto”.

También aseguró que los propietarios no los pueden desalojar ni deportar por pedir sus derechos como inquilinos.

“Si alquila, tiene derechos. Independientemente del estatus migratorio”, dijo Moreno.

Demandas sin respuestas

Los inquilinos del vecindario pidieron cuatro demandas de CountryWoods Community, LLC, la compañía inversionista y nuevo propietario de la comunidad.

  1. Una rebaja en sus tarifas de alquiler.
  2. Contratos de arrendamiento más largos.
  3. El mantenimiento de sus casas y la propiedad del vecindario.
  4. Una explicación sobre los planes del futuro de la comunidad y los requisitos para las casas nuevas.

Millie Erazo, administradora de la propiedad y representante de la compañía inversionista, les aseguro a los inquilinos que Countrywoods Community, LLC no planeaban desalojar a ninguna persona de la propiedad. 

Pese a que Erazo no contestó con una respuesta concreta a ninguna de las demandas que pidieron los inquilinos, sí dio información sobre algunas de sus inquietudes.

Dijo que necesita que los inquilinos le permitan 30 días para que pueda conseguir respuestas a todas sus demandas de los propietarios que viven en Nueva York.

Millie Erazo, administradora de la propiedad y representante de la compañía inversionista, habla con inquilinos de Countrywoods, un vecindario de casas móviles.. Foto La Noticia / Jasmin Herrera
Millie Erazo, administradora de la propiedad y representante de la compañía inversionista, habla con inquilinos de Countrywoods, un vecindario de casas móviles.. Foto La Noticia / Jasmin Herrera

Los contratos: 

Erazo dijo que los contratos de mes-a-mes benefician a los inquilinos, por si ellos se quieren mudar a otra parte o comprar casa. Como los inquilinos le dijeron que tenían dudas sobre la seguridad de sus viviendas, Erazo agregó que le preguntaría a sus jefes si es posible negociar contratos más largos. 

“Para que ustedes se sientan tranquilos, si es un contrato que ustedes quieren de un año o dos, pues entonces yo les digo”, dijo Erazo. 

El mantenimiento:

Erazo dijo no haber podido encontrar una persona permanente para que le haga mantenimiento al parque. Mientras, aseguró que los inquilinos del vecindario que necesitan mantenimiento pueden contratar a una compañía para hacer reparaciones y entregarle el recibo para un reembolso.

Cuando los inquilinos le contestaron al decir que los trabajos de contratistas profesionales son costosos, Erazo dijo que no importaba el precio. “Eso le toca al dueño. Pagar lo que sea para arreglarlo,” dijo Erazo refiriéndose a los nuevos propietarios.

El futuro de la comunidad:

Erazo le dijo a los inquilinos que los propietarios están esperando que la Ciudad les aprueben permisos de construcción porque les han presentado planes para añadir casas nuevas y un parque de recreo para niños a la propiedad.

Las casas nuevas estarán en venta, pero Erazo no dio una estimación de cuánto costarán.

Agregó que los inquilinos actuales y pasados tendrán prioridad en solicitar una de las nuevas casas, si se interesan en comprarlas.

La Noticia está al pendiente del desarrollo de esta historia.

Si desea comunicarse con ActionNC para asistencia de organización de vivienda, puede llamar a su Centro de Recursos para la Organización de Inquilinos (Tenant Organizing Resource Center - TORC) en 980-443-3715. También los puede visitar en su sitio web ActionNC.org/TORC_NC.

También le puede interesar: 

Aprueban subsidio para pagar alquiler de familias con bajos ingresos en Charlotte
Precio de viviendas en Charlotte subieron 16 % desde el empiezo de la pandemia, según informe

Para más información sobre las problemáticas de la vivienda en Carolina del Norte y a través del país; puede ver nuestra serie La vivienda es un derecho por nuestra página de Facebook los martes a las 3:00 p.m. o en Youtube.

Para más noticias locales y en español, suscríbete a nuestro Newsletter y nuestro canal de YouTube.

La Noticia forma parte de The Charlotte Journalism Collaborative (CJC), un grupo de siete salas de redacción que producen “I Can’t Afford to Live Here” / “No me ajusta para vivir aquí”; un proyecto de informes enfocados en soluciones a la crisis de vivienda a precio bajo en Charlotte. Jasmin Herrera es reportera que cubre los temas de vivienda para La Noticia vía Report for America.

Jasmín Herrera

Periodista trilingüe, mexicoamericana nacida en California y criada en Carolina del Norte. Se graduó de la escuela de periodismo de la Universidad de Carolina del Norte (UNC) en Chapel Hill en el año...

Deja un comentario