Un informe publicado este mes por la Universidad de Carolina del Norte en Charlotte (UNCC) encontró que el precio de las viviendas subieron en Charlotte tanto para las hipotecas como para los alquileres desde el comienzo de la pandemia.

El informe estudió el “área estadística metropolitana” (MSA) del Censo de las ciudades de Charlotte, Gastonia, y Concord. 

Nombrado el “Informe del Estado de la Vivienda de Charlotte 2021” (Charlotte State of Housing 2021 Report), el reporte encontró que los precios de viviendas en Charlotte aumentaron más de un 16 % tanto para las casas como para los apartamentos.

Sobre las casas, el reporte encontró que el promedio de precios de unidades en el mercado aumentaron por una tasa anual de un 16.3 % de septiembre del 2020 a septiembre del 2021.

En cuanto a los apartamentos, el promedio de la tarifa del alquiler subió $198 por unidad, en comparación al año pasado. Es un aumento de un 16.6 %.

El reporte entre sus principales conclusiones:

  • “Los precios de la vivienda aumentaron a un ritmo sin precedentes durante la pandemia”.
  • “Las casas con precios bajos se están volviendo extremadamente difíciles de encontrar”.
  • “Las tarifas de alquiler aumentaron drásticamente durante la pandemia”.

Entre esos hallazgos claves, el reporte también encontró que “la cantidad de viviendas ocupadas por sus propietarios es extremadamente escasa” y que “la disponibilidad de las viviendas a precio bajo para personas de ingresos medios se está convirtiendo en un gran desafío para la región”.

¿Que causó el problema?

El informe se enfoca en que la fuente del alza de precios de la vivienda es a causa del aumento en la población del área, combinado con la escasez de inventario de unidades de vivienda.

El Informe del Estado de Vivienda de Charlotte dice que el crecimiento de la población de la región y los alrededores de la ciudad ha superado el crecimiento de la construcción de las unidades de vivienda durante la mayor parte de la década del 2010.

La superación de la población frente a la oferta de vivienda significa que hay más personas viviendo en la región y buscando hogares, que unidades de viviendas disponibles.

“En términos económicos, la demanda ha superado a la oferta y eso ha dado lugar a un rápido aumento de los precios de la vivienda y al alza de los alquileres”, dice el reporte de UNC Charlotte.

El informe de 92 páginas concluye que, sin aumentar el ritmo y la cantidad de construcción de las viviendas en la región de Charlotte; los precios de las casas y los alquileres no disminuirán.

“Los precios de las viviendas y los alquileres no comenzarán a moderarse hasta que la región comience a producir nuevas unidades de vivienda en mayor cantidad que en los últimos ocho años”, dice el reporte.

¿Cómo ha afectado la pandemia al mercado de la vivienda en Charlotte?

El informe dice que la región de Charlotte es un lugar atractivo para mudarse debido a "un clima agradable, abundantes empleos; y un costo de vida relativamente bajo". Cuando la pandemia presentó la oportunidad para ciertas personas de trabajar desde sus hogares, la ciudad se volvió “aún más atractiva”, según el informe. 

La población de la región creció por cerca de 43,000 personas de julio del 2019 a julio del 2020. Es una tasa equivalente a aproximadamente 118 personas nuevas mudándose al área al día. 

Además del problema de escasez de viviendas y una población en crecimiento que ya estaba experimentando la región; la incertidumbre del mercado de vivienda al comienzo de la pandemia exacerbó el problema de inventario y población.

Un cambio es necesario

El informe concluye que en todos las “áreas estadísticas metropolitanas” (MSA) de ciudades grandes que estudiaron; hay tendencias de crecimiento en los precios de vivienda, alquiler, y terrenos.

En comparación con otros MSA, la región de Charlotte-Gastonia-Concord tiene una de las tasas de crecimiento y tasas de aumento de precios más elevadas que en ciudades competidoras de la región y nación.

Las ciudades competidoras regionales incluyeron: Asheville, Charleston, Columbia, Greensboro, Raleigh, Richmond, Spartanburg y Wilmington. 

Nacionalmente, la MSA de Charlotte fue comparada con: Atlanta, Austin, Cincinnati, Denver, Indianapolis, Memphis, Nashville, Portland, Sacramento, San Antonio y Tampa.

Si la tendencia continúa, la región de Charlotte pronto podría enfrentar desafíos importantes con respecto a las viviendas a precio bajo”, dice el informe.

Este informe es la tercera edición publicada con resultados del estudio. La primera edición fue publicada en abril del 2019 y el segundo fue publicado en octubre del 2020.

El informe fue realizado por la UNC Charlotte Belk College of Business y Childress Klein Center for Real Estate (CKCRE). Esta edición fue publicada a mediados de noviembre del 2021.

Para más información sobre las problemáticas de la vivienda en Carolina del Norte y a través del país; puede ver nuestra serie La vivienda es un derecho por nuestra página de Facebook los martes a las 3:00 p.m. o en Youtube.

La Noticia forma parte de The Charlotte Journalism Collaborative (CJC), un grupo de siete salas de redacción que producen “I Can’t Afford to Live Here” / “No me ajusta para vivir aquí”; un proyecto de informes enfocados en soluciones a la crisis de vivienda a precio bajo en Charlotte. Jasmin Herrera es reportera que cubre los temas de vivienda para La Noticia vía Report for America.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:
Aprueban subsidio para pagar alquiler de familias con bajos ingresos en Charlotte
Condados con los precios de vivienda más bajos en Carolina del Norte

Jasmín Herrera

Periodista trilingüe, mexicoamericana nacida en California y criada en Carolina del Norte. Se graduó de la escuela de periodismo de la Universidad de Carolina del Norte (UNC) en Chapel Hill en el año...

Deja un comentario