Desesperada por el nulo actuar de las autoridades, la madre de un niño que fue atacado sexualmente por otro busca justicia en el condado de Cleveland, en Carolina del Norte.

El menor de apenas 8 años fue agredido sexualmente en un internado regulado por la División de Servicios Sociales del Departamento de Salud y Servicios Humanos del estado.

Cabe destacar que el niño vivía en un hogar de crianza grupal llamado Christine's Home.

TAL VEZ SEA DE TU INTERÉS: Familia exige justicia por cruel asesinato de una madre junto a su bebé: "Mi papá llora todas las noches"

La madre de la víctima explicó que su hijo había sido agredido de forma constante por otro menor, situación que provocó que lo llevaran a un hospital.

Fue hasta el pasado 8 de diciembre cuando el niño denunció, durante una de las visitas de su madre, haber sido víctima de múltiples violaciones.

“Me dijo que un niño lo estaba obligando a jugar para demostrar que no era gay. Y luego preguntamos qué tipo de juegos. Él simplemente, ya sabes, simplemente dejó caer la cabeza”, mencionó a WBTV.

De acuerdo al reporte de la trabajadora social, el menor fue agredido sexualmente en tres ocasiones y hubo un intento de una cuarta, durante un lapso de dos semanas.

“Me sentí impotente. Sentí que no podía estar ahí para él como quería estar ahí para él. Se me cayó el corazón”, narró la progenitora.

TAL VEZ SEA DE TU INTERÉS: Desgarrador ensayo de exMiss Carolina del Norte antes de morir: "La sociedad nunca ha sido amable"

El informe policial explica que el menor fue llevado al Levine Children's Hospital, donde un médico de la sala de emergencias confirmó el ataque.

En tanto, el alguacil del condado de Cleveland, Alan Norman, confirmó que se presentaron cargos contra un menor debido a estos incidentes.

Ahora el niño afectado vive con su tío, quien recibió la custodia.

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario