Ya sea desde la comodidad del hogar o en un taller automotriz, es necesario realizar revisiones regulares para comprobar el estado de algunos líquidos del auto. Estos son de gran importancia para mantener el correcto funcionamiento del vehículo y que ninguna época del año te sorprenda con daños graves y costosos.

Siendo este el caso, Víctor Hernández, dueño del taller mecánico Golden Piston, señala que son seis los líquidos esenciales que se deben cambiar con frecuencia en el carro. Añade que resulta más conveniente prevenir durante este invierno, ya que las bajas temperaturas afectan considerablemente algunos de estos fluidos.

Podría interesarte: Conductores de Carolina del Norte admiten que sobrepasan el límite de velocidad

Este artículo forma parte de una serie, en la cual el experto comenta sobre la importancia de mantener el vehículo en buenas condiciones. Enfatiza en los daños que el invierno ocasiona al carro y que pueden ser prevenidos, tomándose solo unos minutos para revisar algunas partes del auto.

Hernández asegura que los seis líquidos esenciales del vehículo son: el anticongelante, el limpiaparabrisas, el aceite del motor, de transmisión, de frenos y el líquido de la dirección. Detalla la importancia de cada uno de ellos para evitar daños más graves y costosos.

Aceite del motor: ¿cuál es su función, cuándo se cambia y cuántos tipos hay?

El experto explica que este es uno de los aceites más importantes del vehículo que debe ser inspeccionado con mayor frecuencia. Detalla que para hacerlo el carro debe estar frío. Luego es necesario retirar la varilla y con un trapo limpiarla completamente. Posteriormente, volverla a introducir y sacarla manteniendo la varilla en la misma dirección (hacia abajo).

Hay que mantener la varilla hacia abajo para conocer el nivel en el que se encuentra el vehículo. Si la varilla la tiene arriba, le va a engañar porque el líquido se va a correr y siempre va a dar la impresión de estar lleno aun cuando no lo está y si ve que esta varilla indica que se encuentra en la parte baja es posible que necesite, al menos, un cuarto de aceite”, indicó.

El aceite se encarga de lubricar las paredes dentro del motor. Creando una capa en el metal que se encuentra en continuo movimiento. De no contar con suficiente líquido, estas piezas podrían calentarse y alcanzar temperaturas extremas que podrían deformar al mismo mecanismo y causar daños irreparables.

Respecto a la frecuencia del cambio del aceite, el experto recomienda cambiarlo cada 3,000 millas cuando el carro tiene acumulada más de 90,000 millas. En el caso de que tenga menos, considera que esta varía entre 5,000 y 10,000 millas dependiendo de la marca y el modelo del vehículo. 

Aceite de Motor (Foto: AdobeStock).

Los tipos de aceites tienen una categoría basada en su viscosidad, esta es la resistencia del fluido que puede ser muy ligera o muy espesa. Esta consistencia cambia según la temperatura del carro y viene con la indicación SAE (de Sociedad de Ingenieros Automotrices) y W (por Winter de invierno). Las clasificaciones más comunes son SAE 0W-20, SAE 5W-30 y SAE 10W-30.

Anticongelante: ¿Para qué sirve y cuándo se cambia?

Es importante que al llegar el invierno se reemplace el anticongelante. Esa es mi recomendación para evitar daños más grandes en el vehículo. Porque evita que se rompa el radiador, que se dañe la bomba de agua e incluso el motor”, advierte Víctor.

El experto señala que cada vez que una persona va a un taller automotor, parte del trabajo de los técnicos es revisar todos los fluidos, hacer una revisión completa y recomendarle realizar los cambios que sean necesarios. “Esto es importante, y diferencia si se encuentra ante un taller con profesionales o no. De esta revisión se evita problemas más graves o que se dañen otras piezas”, señaló Víctor, quien además de ser el dueño del taller automotriz Golden Pistón, ubicado en 3346 Commonwealth Ave, Charlotte, también desempeña funciones como mecánico.

En consecuencia, Hernández recomienda cambiar el líquido anticongelante una vez al año.

Anticongelante (Foto: AdobeStock).

Líquido de la dirección: ¿Cuál es su importancia en el invierno?

Según Hernández, es importante revisar este líquido, sobre todo durante la época de invierno para evitar algún accidente al endurecerse el volante. “Si está al mínimo, es decir, que no tiene casi nada de líquido. Esto puede ocasionar que si usted va a manejar en carretera, en ocasiones se puede empezar a poner duro el volante y puede ocasionar que tenga que cambiar todo el sistema de dirección. Son cosas más caras que se tendrían que cambiar, pero que podrían evitarse realizando el cambio del líquido de la dirección

Para identificar cuál es este líquido y poder comprarlo, el experto señala que en inglés este es conocido como power steering fluid. La frecuencia es cambiarlo todos los años para evitar la corrosión y el desgaste de la bomba de dirección. Sin embargo, advierte que si este se baja muy seguido, podría tratarse de una fuga en el líquido, por lo que es recomendable ir a un taller automotriz.

Líquido de la dirección (Foto: AdobeStock).

Líquido de frenos: ¿Por qué revisarlo puede salvarte la vida?

Este fluido cumple una función importante en el proceso de frenado y, al igual que el aceite del motor, cumple la tarea de evitar que el calor extremo que se produce al presionar el pedal ocasione daños en el sistema de frenos.  La recomendación es cambiarlo, al menos, una vez al año.

La ubicación del compartimento donde se verifica este fluido se encuentra siempre del lado del chofer. “Si está muy negro es porque está demasiado quemado y, por lo tanto, es necesario reemplazarlo. Si está muy debajo del nivel máximo, no es recomendable rellenar. En vez de eso, es necesario ir a un taller automotriz y decirle al técnico para que lo revise porque puede haber alguna fuga de líquido o podría ser necesario cambiar los frenos”, comentó Hernández.

Líquido de frenos (Foto: AdobeStock).

Aceite de la transmisión: ¿Cómo funciona y cuándo se cambia?

Víctor explica que este es el líquido que permite el óptimo funcionamiento de la caja de velocidades. “No todos los vehículos tienen un medidor de aceite, para eso es necesario ir a un lugar para poder saber si está en buenas condiciones. Normalmente, esta se está reemplazando cada 15,000 o cada 20,000 millas”, señaló.

Para el experto la importancia de asistir a un taller automotriz para medir este líquido es que es importante conocer cuál es el aceite de transmisión ideal para cada vehículo, lo cual varía según el fabricante del auto, el tipo de modelo y el año. Esto precisamente porque existen distintos tipos de fluidos para la transmisión.

Aceite de transmisión (Foto: AdobeStock).

Limpiaparabrisas: ¿Cada cuánto se debe rellenar el tanque?

Aunque este pareciera ser solamente uno de los otros líquidos de los autos, Víctor advierte que es muy importante contar con él durante la época de invierno. Advierte que no se debe utilizar agua, sobre todo en la temporada invernal cuando bajan las temperaturas, ya que se corre el riesgo de que este fluido se congele o produzca una capa de hielo en el vidrio cuando se utilice el aspersor del carro.

Siempre es recomendable llenar el limpiaparabrisas y utilizar el líquido adecuado para este. Mucha gente está acostumbrada a utilizar agua, pero es recomendable utilizar el líquido parabrisas porque eso le ayuda a tener más visión en su parabrisas, a tenerlo más limpio e incluso, tiene un precio bajo. Está entre $2 y $5 cada galón”, comentó.

La recomendación del experto es revisarlo con frecuencia y llenarlo cada vez que se observe que le falta o, en caso de no revisarlo constantemente, estar al pendiente de las luces del tablero.

Limpiaparabrisas (Foto: AdobeStock).
Foto del avatar

Yuliana Montiel

Periodista de profesión, ávida lectora por vocación. Tiene un máster en Ciencias Criminológicas de la Universidad del Zulia, Venezuela. Le apasiona conocer nuevas realidades y contarlas.