El Producto Interno Bruto (PIB) de los Estados Unidos, indicador económico sobre la producción en la economía, cayó 4.8 en el primer trimestre del año , de acuerdo con una cifra preliminar de la Oficina de Análisis Económicos.

La disminución de este indicador económico con relación al trimestre anterior refleja las consecuencias de la pandemia de COVID-19 en los Estados Unidos, como el descenso en los precios de la economía y el aumento del desempleo, un comportamiento con matices recesivos.

La caída del PIB en el primer trimestre se debió, en parte, a las respuestas generadas frente a la dispersión del COVID-19, como las órdenes de permanecer en casa emitidas por los gobiernos en , reseña el informe.

La caída del consumo en 7.6 refleja lo que la Reserva Federal calificó como una demanda débil que junto a los bajos precios del petróleo afectan los precios del mercado.

COVID-19: un alto en el crecimiento económico estadounidense

La pandemia contravino las proyecciones de ganancias en las pequeñas, medianas y grandes empresas, produciendo despidos y reducciones de horas laborales, lo que significa que muchos de ellos no estaban preparados para un escenario de este tipo.

El virus y las medidas tomadas para proteger la salud pública están produciendo un declive agudo de la actividad económica y una oleada de pérdidas de trabajo, reseñó en una nota de prensa la Reserva Federal.

La mayoría de los componentes del P.I.B presentan un comportamiento negativo con relación al trimestre anterior a excepción de algunos sectores como el agropecuario y los softwares.

Los servicios financieros y de seguros también presentan aumentos con números positivos como resultado de la incertidumbre social generada en la pandemia.

Sin embargo, el consumo de bienes duraderos cayó un 16.1, mientras que el de bienes no duraderos incrementó en 6.9, reflejando los cambios en las prioridades de consumo generadas por las órdenes de permanecer en casa.

El consumo de servicios en general también se redujo un 10.2, no así el de servicios públicos (electricidad, agua potable, etc.), que incrementó 0.08.

La crisis de salud en curso pesará duramente en la actividad económica, el empleo, y la inflación en el plazo cercano, y agregará riesgos considerables al panorama económicos a mediano plazo, indicó la Reserva Federal, proyectando la continuación de dicho escenario económico para el segundo semestre del año.

Para las últimas informaciones locales y en español sobre el coronavirus en Carolina del Norte, visite a La Noticia.

José Cordero

Licenciado en Comunicación Social por la Universidad de Los Andes, Venezuela. Periodista de La Noticia. jcordero@lanoticia.com

Leave a comment