Un análisis de economistas de Goldman Sachs estima que unos 750,000 desalojos impactaran el país a finales de año. © JJJ Gouin / Adobe Stock
Un análisis de economistas de Goldman Sachs estima que unos 750,000 desalojos impactaran el país a finales de año. © JJJ Gouin / Adobe Stock

Economistas estiman que unos 750,000 hogares serán impactados por un desahucio antes del fin de año, según un nuevo análisis de Goldman Sachs. El banco calcula que inquilinos en hasta 3.5 millones de hogares deben entre $12-17 mil millones a propietarios en alquiler atrasado.

Ya que la Corte Suprema bloqueó la continuación de la moratoria de desalojos federal, los economistas dicen que es probable que 750,000 hogares perderán sus viviendas si no pueden acceder fondos para hacer sus pagos.

La moratoria de desalojos fue implementada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) a comienzos de la pandemia para prevenir la propagación continua del virus. 

Aparte de razones de salud pública, una de las mayores razones para extender y volver a implementar la moratoria era para otorgar más tiempo a los gobiernos locales de distribuir fondos federales de Ayuda de Emergencia para el Alquiler (ERA).

Los fondos de ERA (unos $46.5 mil millones) fueron proporcionados por el gobierno para ayudar a los inquilinos; y propietarios enfrentando problemas financieros debido a la pandemia del Coronavirus. Pero los fondos no han salido de los departamentos locales con suficiente rapidez para ayudar a los inquilinos. 

En el reporte, analistas dijeron que habrá un “aumento brusco y rápido en las tasas de desalojos” en los próximos meses de otoño e invierno si los fondos de ERA no son “distribuidos a un ritmo mucho más rápido o el Congreso aborde el problema”.

Después de que se venció la orden original a finales de junio, la Corte Suprema declaró que “sería necesaria una autorización clara; y específica del Congreso (a través de una nueva legislación) para que los CDC extendieron la moratoria después del 31 de julio”.

El 3 de agosto, después de que el Congreso falló a pasar legislación; los CDC volvieron a emitir una orden contra los desalojos en condados que están experimentando “niveles sustanciales y altos” de transmisión de COVID-19. Pero la distribución de los fondos ERA sigue “decepcionadamente lenta”, dice el análisis de Goldman Sachs.

Algunos estados aún tienen sus propias moratorias locales contra los desalojos, pero Carolina del Norte no es uno de ellos.

También le puede interesar: 
Programa NC HOPE aún acepta solicitudes de ayuda para alquiler con servicio en español
¿Problemas financieros por el COVID-19? Estos programas federales pueden ayudarlo a pagar su vivienda en Carolina del Norte

Jasmín Herrera

Periodista trilingüe, mexicoamericana nacida en California y criada en Carolina del Norte. Se graduó de la escuela de periodismo de la Universidad de Carolina del Norte (UNC) en Chapel Hill en el año...

Deja un comentario