Cebollas. (Foto AP)

Para nadie es un secreto que comer vegetales es sano y necesario para el cuerpo humano, pero las cebollas son un verdadero aliado para la salud.

La cebolla es un vegetal que pertenece a la familia Allium, misma a la que pertenecen el ajo, los chalotes, los puerros y las cebolletas. 

Con las cebollas solo tienes de dos, o las amas o las odias, a pesar de que son elementales en numerosos platillos alrededor del mundo.

Pero desde culturas antiguas se les reconocen muchas propiedades medicinales.

Las cebollas te pueden ayudar con los dolores de cabeza, enfermedades del corazón y para tratar llagas en la boca.

Son un alimento rico en vitaminas, minerales y componentes vegetales que promueven la buena salud tanto en niños como en adultos.

También tienen mucha vitamina C, compuestos sulfúricos, flavonoides y fitoquímicos.

Cebollas. (Foto AP)

Los flavonoides ayudan para evitar accidentes cerebrovasculares y cardiovasculares, así como contra la enfermedad de Parkinson.

Mientras que los fitoquímicos son compuestos de frutas y verduras que reaccionan con el cuerpo para desencadenar reacciones saludables.

De igual forma tienen quercetina, que tiene propiedades antioxidantes que previene el desarrollo de cáncer y protege el corazón.

Comer cebollas ayuda como un antinflamatorio natural que relaja las vías respiratorias y ayuda contra el asma.

Ingerir estos vegetales disminuye el riesgo de cáncer colorrectal, de laringe y ovario, además del cáncer oral y esofágico. 

Uno de sus beneficios que casi nadie conoce, es que la cebolla regula el nivel de azúcar en la sangre.

El azufre que contiene promueve la producción de insulina en el sistema, lo que ayuda a las personas con diabetes de tipo I y II.

Así que la próxima vez que tengas dudas de comer cebollas, velas como un verdadero aliado para tu salud.

Daniel González

Periodista egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García en México y con 17 años de experiencia. Amante de los viajes y las historias que de ellos emanan. Un buen libro, una buena película...

Deja un comentario