Luego de 40 días de haberse impuesto una serie de medidas restrictivas con la orden de quedarse en casa, en respuesta a la pandemia del COVID-19, el inició la llamada Fase 1 de la reapertura económica de Carolina del Norte, la cual elimina ciertas restricciones en lugares como tiendas y supermercados.

Con más de 2,500 latinos contagiados con coronavirus al ¿qué medidas están implementando los supermercados latinos para proteger a sus empleados y clientes?

La Fase 1 de reapertura permite a tiendas y supermercados tener personas dentro de sus establecimientos al 50 de su capacidad máxima (antes era el 25).

Igualmente la orden del gobernador Roy Cooper pide a estos negocios dirigir a sus clientes a que mantengan 6 pies de distancia unos de otros, además de realizar tareas de limpieza frecuentes, mientras que el uso de la mascarilla es recomendado, pero no obligatorio.

El caso Compare Foods

Compare Foods es la más grande cadena de supermercados latinos, es ampliamente visitado por familias de esta comunidad, por su gran oferta de productos de Latinoamérica y el Caribe.

Compare Foods ha seguido todas las recomendaciones que hizo el gobernador Roy Cooper y también todas las instrucciones de las autoridades de salud, dijo Osiris Collazos directora de mercadeo y relaciones comunitarias de Compare Foods.

Guantes y mascarillas

Al visitar algunos de estos establecimientos se pudo notar un marcado protocolo de seguridad. Por ejemplo, en el local ubicado en 818 E Arrowood Rd. de Charlotte, empleados dirigían a los clientes a una puerta para ingresar y a otra para salir.

En nuestro recorrido observamos que todos los empleados, tanto en cajas, como en limpieza o incluso quienes ordenaban los productos, usaban guantes y mascarillas.

Los pasillos estaban marcados con flechas de un solo sentido para que los clientes no se aglomeraran. Igualmente era frecuente encontrar letreros anunciando ciertos protocolos de limpieza tanto en inglés como en español.

Una solución creativa

Compare Foods no restringe la entrada de clientes que no porten mascarillas, de hecho durante nuestra visita, notamos que un poco menos de la mitad de las personas que realizaban sus compras allí no llevaban mascarillas. ¿Cómo proteger a los trabajadores y otros clientes?

La cadena de supermercados implementó tres medidas para solucionar este problema:

  1. En las filas frente a cada caja registradora tienen una marca en el piso que indica la distancia de 6 pies que los clientes deben mantener.
  2. Frente a cada caja registradora hay una pantalla de plástico grande que separa a las cajeras y empacadores de los clientes.
  3. Adicionalmente el personal de las cajas usa un protector facial de plástico transparente, que según nos dijeron, les permitía interactuar mejor con los clientes.

Hemos colocado protectores en las cajas para evitar que los empleados tengan contacto directo con los clientes. Nuestros empleados tienen sus protectores en caso de que alguna persona no tenga su mascarilla, agregó Collazos.

Limpieza profunda

El modelo de prevención de Compare Foods también se extiende hacia un cambió en sus horarios, para permitir que su personal más tenga tiempo y pueda limpiar a fondo la tienda.

Antes atendíamos de 7:00 a.m. a las 10:00 p.m., ahora atendemos desde las 8:00 a.m. hasta las 9:00 p.m., dijo Collazos. Esto ocurre porque estamos haciendo una mayor limpieza del supermercado, más que antes, entonces en la noche de 9:00 p.m. a 10:00 p.m. hacemos la limpieza de todo, y en la mañana también abrimos de esa forma.

Marlen Cardenas

Estudiante Diversity Scholar de periodismo y relaciones públicas en la Appalachian State University. Nació en Monterrey, México. Actualmente vive en Carolina del Norte. Periodista de La Noticia y The...

Leave a comment