La familia de Enrique Román-Martínez, soldado latino asesinado en mayo pasado, exige justicia. Esto trae nueva presion al Ejército después de semanas de protestas que reclaman justicia por el asesinato de Vanessa Guillén.

Norma J. Torres, representante del distrito 35 de California se unió el martes 14 de julio a los reclamos de justicia de la familia Martínez. Ella asegura que se ha pedido a las Fuerzas Armadas una actualización completa de la investigación ya que al parecer se realizó una notificación tardía del asesinato a la familia Roman-Martinez.

Desapareció desde mayo

Enrique Román-Martínez de 21 años desapareció la madrugada del 23 de mayo, el fin de semana de Memorial Day. El joven, originario de Chino, California, se encontraba acampando con otros compañeros que servían en Fort Bragg, Carolina del Norte.

Román-Martínez, que se desempeñaba como paracaidista de la División Aérea no.82, fue asesinado según un comunicado de prensa del Ejército Estadounidense. Su cuerpo apareció desmembrado.

El 29 de mayo se encontraron los restos mortales del soldado en Shackleford Banks. Muy cerca del campamento en donde el grupo de militares había pasado el fin de semana festivo. Los restos dentales fueron claves en la confirmación del deceso de Román-Martínez.

Justicia por “Quique”

La familia demanda justicia por el asesinato de “Quique”, como era llamado de cariño por su madre y hermana. El joven se unió al Ejército a los 17 años. “Sentía que lo convertiría en un mejor hombre”, comentó su hermana Griselda Martínez al canal ABC7.

María Guadalupe Martínez, madre de Enrique, recuerda como años atrás el reclutador le prometió que cuidaría de su hijo, pero esto no fue así. Ahora solo le quedan los recuerdos de la última llamada que tuvo con su hijo, el Día de la Madres.

María Guadalupe acepta que su hijo quería luchar por su país y decía que si llegaba a morir sería por esta causa. Su madre dice que no fue así.

Paulina Martinez

Escritora de profesión y vocación. Especialista en temas de estilo de vida, blogger y amante de los viajes. pmartinez@lanoticia.com

Leave a comment