Hace unos días la mamá de Salvador Ramos pidió disculpas y que la gente pudiera perdonar a su hijo y ahora el papá del responsable del tiroteo en Uvalde, Texas, también habló al respecto y se disculpó incluso diciendo "debería haberme matado a mí".

El hombre de 42 años, que también se llama Salvador Ramos, habló con el diario Daily Beast luego del tiroteo que acabó con la vida de 19 niños y 2 maestros de la Escuela Primaria Robb.

A pesar de incidente, el papá de Salvador Ramos dijo que su hijo era una buena persona y que quería contar su historia, además de pedir disculpas, para que no fuera llamado monstruo, pues la gente no sabe por lo que el joven pasaba.

"Era una persona tranquila, encerrada en sí misma. No molestó a nadie, la gente siempre lo estaba molestando", dijo.

El papá de Ramos reveló que luego de la pandemia había estado lejos de su casa, porque no quería exponer a la abuela de Salvador, quien padece cáncer, al COVID-19.

Además, el papá trabajaba lejos de Uvalde y desde hace años vive con su novia, por lo que dijo que últimamente no había estado tan presente en la vida de su hijo.

"Nunca esperé que mi hijo hiciera algo así. Debería haberme matado, ya sabes, en lugar de hacerle algo así a alguien", dijo el papá de Ramos.

De acuerdo con la familia de Salvador Ramos, el joven había sufrido bullying en la secundaria y la preparatoria por su ropa, pero también porque tartamudeaba y ceceaba.

"Solo quiero decirle a la gente que lo siento, lamento lo que hizo mi hijo (...) Mataron a mi bebé, nunca volveré a ver a mi hijo, igual que ellos no verán a los suyos y eso me duele", recalcó Salvador Ramos, el papá del responsable del tiroteo en Uvalde, Texas, al Daily Beast.

Jonathan Hernández

Reportero de espectáculos y cultura. Disfruto de leer, escribir, ver series y caminar con mi perro. Amo la comida y cultura de mi tierra. jhernandez@lanoticia.com