Dos infantes de marina pudieron expulsarse y alejarse con vida cuando su avión de combate se estrelló en la plantación familiar del exgobernador de Carolina del Sur.

El F/A-18D Hornet estaba durante la tarde del jueves 3 de marzo en un vuelo de rutina sobre el área de Beaufort, Carolina del Sur, señala el comunicado de Marine Corp Air Station Beaufort.

En el lugar del accidente, había humo saliendo del avión y un incendio forestal, dijeron oficiales militares.

TAL VEZ SEA DE TU INTERÉS: Avión se estrelló en la costa de Carolina del Norte: Buscan los restos y a 8 personas

El exgobernador de Carolina del Sur, Mark Sanford, dijo que el avión se estrelló cerca de donde está enterrado su difunto padre en Coosaw Plantation, que es propiedad de la familia.

La hermana de Sanford, Sarah Sanford Rauch, vio que el motor del avión se incendiaba y giraba hacia el suelo, dijo.

"Le dije a mi hermano: 'No, no, no, esto es malo'", dijo Rauch a The Post and Courier. “Y luego, aproximadamente un segundo después, hubo una explosión colosal”.

Rauch y su hermano John fueron a buscar el avión y encontraron a los dos marines que se habían salvado, dijo. Ambos pudieron caminar solos.

TAL VEZ SEA DE TU INTERÉS: Fatal accidente automovilístico cobró vida de un conductor en Charlotte

Según militarymachine.com, cada F/A-18 Hornet cuesta más de $34 millones, y su operación cuesta $6.5 millones al año, de acuerdo a datos de la Oficina de Contabilidad General.

Con información de Associated Press.

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...