Un expolicía de Carolina del Sur está siendo acusando en la corte de más de 50 cargos que incluyen el abuso sexual de múltiples niños.

Se trata de Charles Eugene “Chuck” Price, de 49 años, quien enfrenta cargos de conducta sexual criminal contra menores y secuestro.

La evidencia de ADN vincula al sospechoso con los casos que lo llevaron a la corte, de acuerdo a los registros policiales y judiciales.

El exsargento en el Departamento de Policía de la Universidad de Winthrop fue despedido en octubre de 2020, días después de su arresto y de que se dieran a conocer las demandas.

Anteriormente había trabajado en los departamentos de Fort Mill y Clover.

Los cargos de agresión sexual en contra de los niños se remontan a más de una década.

Price se encuentra encarcelado sin derecho a fianza en el condado de Lancaster.

El abogado del acusado, Ben Hasty, solicitó la fianza de su defendido, quien de paso negó las acusaciones en su contra.

En la audiencia del martes 30 de noviembre, la asistente del fiscal del 16º Circuito, Sharon Ohayon, dijo que tienen evidencia de ADN que prueba que Price tuvo contacto sexual con una víctima que era un niño en ese momento.

De igual forma aseguró que existe evidencia contra el acusado en los ataques que se prolongaron durante años.

Cabe destacar que las acusaciones son de hace 12 años, mismas que Price negó.

"Este es un hombre que fue un agente de la ley de carrera. No tenía acusaciones de fuerza excesiva. No es una persona violenta", dijo el abogado Hasty.

“Ninguna de esas pruebas abrumadoras se ha cumplido. Entonces, mientras el estado continúa terminando con la investigación, pedimos que se le permita al Sr. Price quedarse en casa”, añadió.

De momento la fecha para el juicio en la corte está programada para la primavera de 2022.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

Demanda masiva en secundaria de Carolina del Norte: ¡Cerca de 40 casos de abuso sexual!

Dueño de tienda de armas mató de un balazo a su empleado por una broma mortal

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario