Un empleado de tienda de armas fue asesinado por un disparo el dueño del local en Carolina del Sur.

El propietario de Coastal Firearms de Carolina del Sur enfrenta ahora un cargo de homicidio involuntario.

Todo esto, después de que la policía dijo que le disparó a uno de sus empleados en la cara en un intento de broma.

Jon Whitley, propietario de la tienda ubicada en el área de Wando, fue arrestado el lunes 29 de noviembre, casi un mes después de la muerte de Stefan Mrgan.

Las autoridades encontraron a Mrgan dentro del vestíbulo de la tienda con una herida de bala en la parte inferior de la cara el 2 de noviembre.

Así lo informaron diversos medios de comunicación locales.

Una declaración jurada de la policía indica que Whitley colocó una réplica de una pistola Glock BB entre armas de fuego reales en la tienda con la intención de hacerle una broma a Mrgan.

En cambio, Whitley tomó por error y disparó un arma real a Mrgan, según un informe del incidente.

Whitley es un mayor retirado de la Guardia Nacional de Carolina del Sur y exoficial de reserva de la Oficina del Sheriff del condado de Charleston, informó The Post and Courier.

Mrgan, empleado de 36 años de edad, era un exmiembro de las Fuerzas Especiales del Ejército, según el periódico.

Los registros judiciales muestran que un juez le otorgó a Whitley una fianza de reconocimiento personal de $15,000.

Con información de The Associated Press

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

Mujer pisó un clavo en Walmart y le amputaron la pierna: Tienda deberá pagarle $10 millones

Encarcelan a hombre que utilizó $1.6 millones de apoyo COVID para comprar un Lambo

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario