Casi medio año después del polémico arresto que realizó un ex oficial latino en Carolina del Sur, comenzó el juicio durante la mañana del lunes 24 de enero.

Fue el verano pasado cuando Jonathan Moreno fue acusado de asalto y agresión en tercer grado con los arrestos de Ricky y Travis Price, el cual se dio el pasado 23 de junio.

La detención se hizo viral en redes sociales, provocando que Moreno fuera despedido y acusado de un par de cargos.

Cabe destacar que el incidente se debió a que agentes de Rock Hill detuvieron a Ricky Price por un supuesto giro ilegal cerca de una gasolinera.

TAL VEZ TE PUEDA INTERESAR: Violento arresto a dos afroamericanos provoca protestas en Carolina del Sur

La policía informó que dentro del automóvil encontraron drogas y un arma de fuego ilegal.

El video muestra a Moreno confrontando al hermano del detenido, Travis, antes de empujarlo al suelo y arrestarlo.

Una vez se difundió el video, se presentaron una gran cantidad de protestas en Rock Hill con grupos exigiendo responsabilidades por el arresto violento.

"Esto no debería haber sucedido, no fue un buen trabajo policial", dijo el abogado Kenny Brackett.

"La policía tiene el poder de usar la fuerza cuando es necesario. Pero lo que le pasó a Travis Price estuvo mal", añadió.

Por su parte, el abogado de Moreno cree tener la evidencia necesaria para que su cliente salga bien librado del juicio.

TAL VEZ SEA DE TU INTERÉS: Disparos y 11 detenidos dejó segunda noche de manifestaciones en Rock Hill

“Una vez que vean y escuchen todo, dirán que Jonathan Moreno es un chivo expiatorio”, dijo su abogado.

La fiscalía y la defensa del ex oficial interrogaron a Travis Price, quien identificó a Moreno como el oficial que lo agredió.

"Pueden ver que nunca me resistí. Pueden ver eso", dijo Price.

Cabe recordar que la ciudad de Rock Hill terminó retirando el cargo por supuestamente obstaculizar a la policía y se disculpó con el ofendido.

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario