El arresto de dos afroamericanos por parte de la policía de Rock Hill, Carolina del Sur, ha provocado una gran indignación dentro de la comunidad.

Un video difundido en redes sociales se muestra a más de cinco elementos de la policía de Rock Hill someter de forma violenta a dos individuos.

Ricky y Travis Price fueron los hombres arrestados y golpeados por los oficiales, que justificaron sus acciones.

El Departamento de Policía de Rock Hill explicó que los detenidos intentaron huir y golpearon a sus elementos, lo que provocó esa reacción.

De acuerdo al comunicado, afirman que pararon a los sospechosos y tras registrar el automóvil, encontraron dos bolsas de marihuana en la puerta del conductor.

A su vez, explican que Travis, con la camisa verde, trató de interferir y no cumplió cuando se le pidió que pusiera las manos detrás de la espalda.

Mientras que Ricky, con la camisa azul, trató de escapar y golpeó a los oficiales.

El video ha provocado gran indignación y manifestaciones en la ciudad de Rock Hill. El video suma más de 62,000 reproducciones en cuestión de horas.

La madre de los dos hombres arrestados, Liah Mack, se pronunció al respecto.

"Estoy tan molesta. Solo quiero saber qué está pasando. Simplemente no entiendo cómo alguien puede hacer esa brutalidad a mis hijos”, dijo.

“Están pateando y golpeando a mi hijo, y mi otro hijo se acercó para preguntar qué pasó, qué estaba pasando y luego empezaron a pelear con él", añadió entre lágrimas.

Junto a la madre compareció el abogado Attorney Justin Bamberg, quien exigió de forma inmediata el despido de los oficiales por sus acciones.

“Es increíble que estos actos sigan ocurriendo”, manifestó.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

Asesinato de Andrew Brown en NC llama atención nacional: piden video de la cámara del policía

¡Otro caso de racismo! Alumnos de Texas ofrecían en subasta a ‘esclavos afroamericanos; eran sus compañeros

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario