El alcalde de Nueva York, Eric Adams, autorizó una iniciativa que convierte en ley que cerca de 800,000 no ciudadanos y "dreamers" que residen en la ciudad puedan emitir su voto en las elecciones municipales a partir de 2023.

Esta nueva ley permitirá que el voto de estas personas sean tan importantes como la de los ciudadanos, aunque aún no podrán votar por presidente o miembros del Congreso en las elecciones federales; tampoco podrán hacerlo en las estatales.

Sin embargo, la nueva medida no ha caído bien a todos y los detractores han prometido desafiar la ley y piden que algún juez detenga su implementación, aunque de momento esto no ha sucedido.

Por lo tanto, la Junta Electoral comenzará a crear un plan para implementar en julio las reglas y cláusulas de registro, por lo que miles de personas podrán emitir su voto en Nueva York.

La medida permitiría que personas no ciudadanas que han sido residentes permanentes legales de la ciudad durante al menos 30 días, al igual que quienes cuentan con autorización legal para trabajar en Estados Unidos, incluyendo “dreamers”, ayuden a elegir al alcalde de la ciudad, miembros del concejo municipal, presidentes de distrito, auditores y defensores públicos.

Con información de AP

Apolo Valdés

Lic. En Comunicación y Periodismo por la UNAM, con 14 años en medios de comunicación. Amante de la lucha libre, videojuegos y la cultura geek. "This is the way".

Deja un comentario