Cachorro se asfixia en una bolsa de papas fritas en Carolina del Norte
Kast había preparado su casa a prueba de cachorros para Cooper, pero aún así se encontró con la tragedia.

Una mujer de Raleigh encontró a su cachorro de 5 meses muerto después de que el cachorro encontró una bolsa de papas fritas en la mesa de la cocina.

La tragedia puede ocurrir rápidamente cuando los dueños de mascotas no mantienen los peligros ocultos lejos de sus perros, pero muchos de estos peligros se presentan en lugares inesperados. 

A la mayoría de los perros les encanta masticar todo, desde juguetes hasta huesos. Pero, con la misma frecuencia, los perros pueden meterse en cosas que no son para ellos, como botes de basura, frascos de mantequilla de maní y restos de comida insegura.

Cachorro se asfixia

Donna Kast ha tenido tres perros y nunca antes había oído hablar del peligro potencial de las bolsas de papas fritas.

Lamentablemente, su cachorro Cooper encontró su camino hacia la mesa de la cocina y dentro de una bolsa de papas fritas. No pudo liberarse. Cada inhalación que intentaba tomar formaba un sello, manteniendo la bolsa apretada sobre su rostro.

El marido de Kast encontró a Cooper. "Lo encontró en el suelo, inconsciente con la bolsa en la cabeza", dijo Kast.

"Probó RCP en él y no pudo reanimarlo,” dijo Kast. Cooper, de solo unos meses de edad, se asfixió.

Los artículos domésticos comunes pueden ser letales 

Estas tragedias son más comunes de lo que la mayoría de la gente cree. Cada semana, dos o tres perros se asfixian cuando se les atora la cabeza en bolsas que se usan para papas fritas, comida para mascotas e incluso cereales, según PreventiveVet.

Otra preocupación es recipientes de comida como un tarro de mantequilla de maní. A las mascotas se les atasca la cabeza tratando de alcanzar lo que queda.

Muchos saben que el chocolate puede ser letal para un perro, pero también debes tener cuidado con las uvas, las cebollas, los tomates, las pasas y cualquier cosa que contenga edulcorantes artificiales.

Especialmente si tiene niños, propensos a dejar caer comida al suelo o alimentar al perro de la familia.

Señales de que tu perro está enfermo

La primera señal de un posible problema es cuando su perro vomita. También preste atención si no está comiendo ni bebiendo, o si no se siente tan juguetón como de costumbre.

Kast había preparado su casa a prueba de cachorros para Cooper, pero aún así se encontró con la tragedia. Ahora, quiere que los demás tomen conciencia de los riesgos de las bolsas de comida.

“Si salva a otro perro, sabré que hice algo,” dijo Kast. "Definitivamente es una casa vacía. Lo extrañamos.”

Para las últimas noticias locales y en español, visite a La Noticia.

Marlen Cardenas

Estudiante Diversity Scholar de periodismo y relaciones públicas en la Appalachian State University. Nació en Monterrey, México. Actualmente vive en Carolina del Norte. Periodista de La Noticia y The...

Deja un comentario