La niña de origen latino que fue secuestrada en Florida, ha sido recuperada por la policía en Carolina del Norte.

Luego de que un extraño la sacara de su casa mientras jugaban videojuegos en línea, la policía de North Miami Beach anunció el domingo por la noche que “la menor ha sido recuperada”.

De acuerdo al reporte de las autoridades, el incidente se presentó la mañana del sábado 27 de noviembre, cuando Jeimy Henrríquez, de 15 años, jugaba un videojuego en su casa ubicada en North Miami Beach.

Al estar jugando en línea el videojuego “Fire Max”, comenzó a charlar con un desconocido que terminó recogiéndola en su casa.

Henrríquez salió únicamente con una mochila negra y un teléfono celular. Horas más tarde, la niña se comunicó con su mamá y llorando le pidió ayuda.

La policía de North Miami Beach rastreó la llamada y la encontró en el estado de Carolina del Norte, aunque no se precisó la ciudad.

En el comunicado de prensa, la policía explicó que la niña estaba en peligro y que había sido vista por última vez en el área de 14th Avenue y 182nd Street en North Miami Beach.

En la noche del domingo, la policía de North Miami Beach publicó el siguiente mensaje en su cuenta de Twitter: “La menor ha sido recuperada”.

Las autoridades no especificaron la ciudad de Carolina del Norte donde se encontraba y fue encontrada Henrríquez.

De momento se desconoce información sobre la persona que se llevó a la menor de su casa o si sufrió una herida durante estos dos días que estuvo alejada de su familia.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

Niña de Florida secuestrada por compañero de videojuego puede estar en Carolina del Norte

Camino Health Center, la organización altruista que ayuda a la comunidad latina en Carolina del Norte

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario