Al no creer lo que estaba pasando, John Robbins, un hombre de Wilmington llamó a un compañero del trabajo para que revisara su raspadito por él, pues le parecía increíble lo que decía: había ganado $2 millones en la lotería.

John, quien tiene 54 años, pensó que estaba soñando por lo que no dudó en pedir ayuda para comprobar que lo que ocurría era real.

"Tuve que tratar de mantener la compostura. No quería alarmar a demasiadas personas", reconoció Robbins.

Robbins compró el raspadito Utimate's con el que ganó los $2 millones de la lotería en Han-Dee Hugo's, en North College Road, en Wilmington y le costó $20.

De acuerdo con NC Education Lottery, John reclamó su premio en la sede de Raleigh.

Podía escoger entre recibir $100,000 durante 20 años, pero optó por llevarse la suma global de $1.2 millones y tras los impuestos recibió $862,126.

John quiere ayudar a la gente y dice que usará parte del dinero para retribuir la comunidad y ayudar a un empresario en apuros, ya que durante años él mantuvo 2 trabajos para poder emprender.

"En otras palabras quiero pasar la ayuda hacia otra persona", dijo en un comunicado.

Jonathan Hernández

Reportero de espectáculos y cultura. Disfruto de leer, escribir, ver series y caminar con mi perro. Amo la comida y cultura de mi tierra. jhernandez@lanoticia.com