El Departamento de Policía de Thomasville está llevando a cabo una investigación sobre los incidentes que ocurrieron en un centro para personas de la tercera edad donde murieron dos personas y otras dos se encuentran en estado crítico.

Fue el domingo 16 de enero, cuando se informó sobre un reporte en el centro Pine Ridge Nursing Home, ubicado en la cuadra 700 de Pineywood Road.

La policía señaló que empezó a recibir llamadas de que la gente no podía comunicarse con el personal del recinto por teléfono y que algunos residentes no habían visto movimiento en las instalaciones.

TAL VEZ SEA DE TU INTERÉS: Preocupante aumento del 100% de armas entre pasajeros en aeropuertos de Carolina del Norte

Cuando los oficiales llegaron al centro determinaron que el personal era “inadecuado” con una enfermera práctica con licencia y dos asistentes de enfermería certificados para atender a un total de 98 pacientes.

La policía se vio obligada a llamar al Departamento de Bomberos de Thomasville y al EMS del condado de Davidson para controlar a los pacientes.

En el lugar, encontraron a dos residentes del hogar muertos, mientras que otros dos se encontraban en estado crítico.

De momento no se sabe si el fallecimiento del par de ancianos se debió a negligencia o causas naturales. Las autoridades están a la espera de los resultados de la autopsia.

TAL VEZ SEA DE TU INTERÉS: Menos tráfico y seguridad: Carolina del Norte, cuarto mejor estado del país para conductores

“Obviamente, el clima y las condiciones de la carretera contribuyeron a los problemas de personal inadecuado con esta instalación”, dijo el Capitán Brad Saintsing.

“En primer lugar, queremos asegurarnos de que todos y cada uno residente del centro está recibiendo la calidad de atención que merece”.

“Con este tipo de instalaciones, existe un protocolo y queremos asegurarnos de que se siga en relación con el clima y la emergencia de la situación”, añadió.

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario