Ya pasaron cuatro años de la desaparición de una exanimadora que fue víctima de una red sexual en Nueva York, y la madre todavía tiene la esperanza de encontrarla con vida.

Sabina Tuorto, madre de Carina Slusser, lleva años levantando la voz desde Carolina del Norte intentando por todos los medios encontrar a su hija que desapareció en 2017.

Slusser, de 18 años, dejó su pequeño pueblo a orillas del río Susquehanna y se mudó a Nueva York, donde fue explotada sexualmente hasta el momento de su desaparición.

Las imágenes de la adolescente aparecieron en la web en anuncios de sexo pagado, y en cuestión de dos meses se marchó sin dejar rastro.

"Mi mayor temor es que nunca lograré un cierre, que nunca sabré qué le sucedió", dijo Tuorto a New York Post.

La madre tuvo que enfrentarse al traficante sexual Ishi Woney, quien desde 2019 se encuentra detenido.

"Por favor, Ishi, revela dónde está mi hija", comentó en una de las audiencias, a lo que el acusado, de 24 años, respondió: "Honestamente, no lo sé".

Woney se encuentra tras las rejas acusado de prostitución y tráfico de drogas. Fue sentenciado a 15 años en un tribunal federal de Manhattan dos años después de la desaparición de Carina.

Actualmente cumple su condena en una prisión federal.

La madre, que tuvo que mudarse a la ciudad de Jacksonville, en Carolina del Norte, no pierde la esperanza de ver a su hija con vida.

"Han pasado cuatro años. Pero aun así no debería rendirme. Todo el mundo me dice que existe la posibilidad de que ella esté ahí fuera. Solo le rezo a Dios, y sigo tratando de tener fe", aseguró.

La vida de la exanimadora ya era tormentosa desde antes de llegar a Nueva York. Sus malas conductas eran reincidentes desde que vivía con su madre.

“Ella se estaba metiendo en problemas. Recibió multas por el consumo de alcohol. Ella estaba un poco fuera de control. No sabía cómo manejarla yo sola”, apuntó Tuorto.

“Luego empacó toda su ropa, y eso fue todo. Nunca la volví a ver”, añadió con la esperanza de tener noticias sobre el paradero de su hija.

Cabe destacar que, en abril de 2017, de acuerdo a sus familiares, se había intentado suicidar tragando 50 tabletas de Tylenol.

“¿Está viva o muerta? Honestamente, no estoy segura, pero rezo para que esté viva ", dijo.

Tuorto espera que Slusser no se convierta en una estadística de mujeres desaparecidas en el país.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

Latino pasará al menos 18 años en prisión por agredir sexualmente a niña de 10 años

Estudiante latino fue brutalmente golpeado por compañeros en Carolina del Norte; sufre conmoción cerebral

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario