El Cuidado y Control de Animales del Departamento de Policía de Charlotte-Mecklenburg (AC&C) ha llegado al límite de su capacidad y está solicitando la ayuda de la comunidad para poder sortear este duro panorama que se está presentando en la “ciudad reina” de Carolina del Norte.

Con el refugio lleno, la acumulación de gatos ha contribuido en un brote de ‘Felino Panleucopenia’. Actualmente hay 44 perros que permanecen en espera por casos judiciales. Al menos en el corto plazo, estos criaderos no estarán disponibles.

“¡Es la tormenta perfecta! Tenemos una escasez de perreras disponibles para perros extraviados/perdidos entrantes. Hemos estado enviando súplicas de adopción y crianza desde el otoño pasado, debido a que no hemos tenido sitio para la cantidad de perros que entran en el refugio. Es desgarrador, un gran costo emocional para el personal”, comentó Melissa Knicely, gerente de comunicaciones de CMPD Animal Care & Control.

Te puede interesar:

“Una de mis preocupaciones es que la comunidad debe sentir que somos un ‘lobo que llora’ porque siempre estamos diciendo que estamos llenos ahora, lo cual es una gran diferencia con respecto a donde estábamos en 2020”, añadió.

Los problemas del refugio de animales en Charlotte

Cabe destacar que el refugio de Charlotte-Mecklenburg AC&C no es exclusivo de la ciudad y también recibe animales de otras áreas del estado y del país.

Desde 2019 la población en el área metropolitana de Charlotte ha crecido exponencialmente, lo que significa que la cantidad de mascotas también ha aumentado en la comunidad.

“Más perreras significan más espacio para más animales. Parece una solución lógica, sin embargo, no es la respuesta. No se trata de la cantidad de perreras abiertas que tenemos, sino de la capacidad de cuidar a todos los animales”, puntualizó la veterinaria del refugio Julie Hollifield.

“Tenemos pocas perreras disponibles abiertas y, como todos los demás, también estamos lidiando con la escasez de personal”, agregó.

Te puede interesar:

De acuerdo con una encuesta realizada por Best Friends Animal Society, por cuarto año consecutivo el estado de Carolina del Norte ocupó el tercer lugar en el número de muertes de animales en refugios.

Se estima que, durante 2021, ingresaron 201,876 perros y gatos a los refugios del estado, de los cuales se salvaron únicamente 154,688.

El problema es que en los últimos años el número de perros admitidos en el refugio se ha ido elevando.Este 2022 subió a 2,771. A esta misma altura del año pasado, el registro se estancó en 2,375, por 2,127 de 2020. En cuanto a gatos, este año el refugio contabilizó a 1,405, frente a 1,437 de 2021.

Foto del avatar

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...