Existe una nueva manera en que estafadores se aprovechan del distanciamiento social y crean un negocio a partir de anuncios fraudulentos.

Y para desgracia, los cachorros no están exentos de estas prácticas.

Las estafas de cachorros no son nada nuevo en el mundo del fraude en Internet.

Better Business Bureau (BBB) ​​rastreó las estafas de cachorros durante años, proporcionando información de acceso público sobre estafas desde 2015.

Sin embargo, en la era del COVID-19, las estafas de cachorros se han convertido en un negocio en auge en los Estados Unidos y Carolina del Norte no está libre de ello.

Desde abril de 2020, poco después de que muchos estados instituyeron toques de queda y cierres, hasta septiembre de 2020, hubo más de 2,400 quejas ante BBB en relación con una estafa de cachorros.

Aumento nacional del 280 %

Eso es un aumento de más del 280 % con respecto al mismo periodo en 2019, cuando solo se presentaron 627 quejas.

¿Qué ha llevado a este aumento sin precedentes de la actividad delictiva con algo tan inocuo como los cachorros en su núcleo?

“Lamentablemente, los nuevos estadounidenses que viven a raíz del COVID-19 han creado un caldo de cultivo privilegiado para las estafas en Internet”, considera Honest Paws según un comunicado.

Los compromisos a nivel nacional con el distanciamiento social han permitido a los estafadores la posibilidad de negar a las partes interesadas la oportunidad de conocer a su nuevo cachorro en persona antes de entregar una tarifa de adopción.

Pagan por cachorros sin ver

Esto ha llevado a que miles de estadounidenses paguen por adoptar un cachorro sin ser visto, a menudo por una suma de miles de dólares.

Los estafadores también han engañado a sus víctimas al exigir el pago de cajas con clima controlado para los cachorros que deben ser enviados a su nuevo hogar.

También por servicios de transporte fraudulentos y vacunas inexistentes relacionadas con la coronavirus.

De hecho, Carolina del Norte es uno de los peores 5 estados para comprar un cachorro en línea.

Se trata del cuarto peor estado, para ser precisos, mientras Nueva York encabeza la lista.

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario