Buscan proteger las personas encarceladas durante la pandemia

Hace 27 años una mujer de Tennessee fue condenada injustamente por asesinar a su sobrina nieta, tras casi tres décadas en prisión, finalmente fue exonerada.

Joyce Waltkins, quien ahora tiene 74, junto a su novio Charlie Dunn fueron acusados de abusar y asesinar a la niña de cuatro años llamada Brandi.

La pequeña sufrió un accidente en el patio de recreo, el cual le causó lesiones en la zona vaginal y en la cabeza, aunque en un principio este hecho fue descartado y se acusó a Walkins y su pareja de del crimen, pero 35 años después se mostró que eran inocentes.

El hombre y la mujer fueron condenados a prisión, pero en 2015 ambos obtuvieron su libertad condicional, pese a que ambos aseguraron su inocencia, pasaron 27 años en la cárcel y fue hasta este 2022 que fueron exonerados.

“No podemos darles a la Sra. Watkins o al Sr. Dunn sus años perdidos, pero podemos restaurar su dignidad; podemos restaurar sus nombres. Su inocencia lo exige”, dijo el fiscal de distrito Glenn Funk a CNN.

La familia de ambos inculpados exige una reparación del daño; sin embargo, las autoridades no han dado a conocer si esto sucederá.

Apolo Valdés

Lic. En Comunicación y Periodismo por la UNAM, con 14 años en medios de comunicación. Amante de la lucha libre, videojuegos y la cultura geek. "This is the way".

Deja un comentario