El Día de Acción de Gracias de una familia de Georgia terminó en tragedia cuando un niño de 3 años tomó un arma y le disparó accidentalmente a su prima.

Khalis Eberhart, de 5 años, recibió el letal disparó en el pecho que acabó con su vida el pasado 25 de noviembre en un apartamento de South Fulton.

Keith Meadows, jefe de policía de South Fulton, informó que la persona que disparó a Eberhart  fue su pequeño primo de 3 años, quien tomó el arma de su padre.

Meadows informó que Khalis fue trasladada de emergencia a un hospital, donde murió más tarde. 

La policía se encuentra investigando cómo sucedió el trágico tiroteo que, según la familia, fue accidental.

Khalis dejó atrás a su gemelo y a un hermano mayor de 6 años.

“Ella y su gemelo tenían un gran vínculo. Cuando veías a uno, veías al otro”, dijo la abuela de Khalis, Tracy Towns.

“Siempre estaban tomados de la mano, abrazándose. Siempre estaban juntos. Hablaban entre sí. Tenían un lenguaje que nadie más podía entender”, agregó.

Towns expresó que la muerte de su nieta es un duro golpe para la familia, que apenas se estaba recuperando de la muerte de la madre de Khalis, quien falleció a principios de año.

El domingo, la familia celebró una vigilia a la luz de las velas por Khalis y este lunes se llevó a cabo su funeral.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario