La bala iba para su hijo de apenas un año de edad, pero él decidió protegerlo de los disparos sin motivo alguno de un hombre desconocido.

Dustin Wakefield, de 21 años de edad cenaba con su familia en el restaurante La Cervecería, en Miami Beach, a eso de las 6:30 de la tarde del martes 24 de agosto. De pronto ingresó al local un hombre armado que minutos más tarde acabó con la vida del turista, proveniente de Castlerock, Colorado.

Tamarius Blair Davis Jr., de 22 años, vecino de Norcross, Georgia, confesó haber matado a la víctima "porque estaba drogado y se sentía invencible", según el reporte policial.

Tamarius Blair David Jr., quien mató a tiros a un turista que cenaba con su familia en un restaurante de Miami Beach. Foto facilitada por el Departamento de Policía de Miami-Dade. (Departamento de Policía Miami-Dade via AP)

De acuerdo con la narración de un familiar de Wakefield el homicida ingresó al restaurante gritando "es hora de morir". Apuntó al hijo de Wakefield, de apenas un añito, y éste sin dudarlo se abalanzó sobre su pequeño para protegerlo.

"Dustin se paró y se puso entre el atacante y el bebé y el tipo le disparó. Cayó al piso y él seguía disparando", narró para el Miami Herald Mike Wakefield, tío de la víctima.

El atacante salió corriendo del restaurante y fue capturado en un callejón. En un video tomado con celular, obtenido por el Herald, se le muestra tirado en el piso boca arriba y sonriendo mientras los policías se le acercan y le gritan que si toca la pistola le dispararán.

Minutos más tarde gritó "Me rindo, me rindo, me rindo". A unos tres metros se ve la pistola tirada en el suelo.

Por el momento Tamarius se encuentra detenido en la cárcel de Miami-Dade, sin derecho a fianza. Los registros penitenciarios no indican si tiene un abogado que pueda hablar en su nombre.

Desarrollado por La Noticia con información de AP.

jerali-gimenez-journalist

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com

Deja un comentario