Después de la primera tormenta del Atlántico, Alex, la calma llegó a Cuba, Florida y Bermudas dejando fuertes lluvias.

Bermudas cerró sus escuelas, negocios y oficinas de gobierno cuando la tormenta tropical Alex pasó muy cerca del territorio británico de ultramar el lunes, luego de dejar tres muertos en Cuba y causar inundaciones en algunas partes de Florida.

Cuba sufrió el impacto de Alex y causó la muerte de tres personas, dañó decenas de hogares y dejó sin servicio eléctrico varias zonas, de acuerdo con las autoridades.

Durante el sábado las lluvias inundaron calles en Florida, por lo que decenas de conductores quedaron varados en algunas ciudades.

El alcalde de Miami Beach, Dan Gelber, dijo que la tormenta puso a prueba un sistema de bombas de drenaje que la ciudad instaló recientemente, dado que el cambio climático ha causado que las inundaciones sean un problema cada vez mayor en las zonas bajas.

Luego, la noche del domingo, la tormenta Alex tomó fuerza cercana a huracán alcanzando velocidades de hasta 110 km/h (70 mph), pero se debilitó un poco la madrugada del lunes rumbo al norte de las Bermudas.

En su cuenta de Twitter, el gobierno de Bermudas afirmó que los equipos de trabajo estaban retirando los árboles caídos de las carreteras.

En parte, Alex se originó de los remanentes del huracán Agatha, que la semana pasada tocó tierra en la costa del Pacífico en el sur de México, dejando al menos nueve muertos y cinco desaparecidos a su paso por el territorio.

La temporada de huracanes del Atlántico comenzó oficialmente el martes. Es un inicio inusualmente prematuro de la temporada de tormentas, pero no sin precedentes en Florida.

El Centro Nacional de Huracanes no pronostica formaciones en los océanos al menos drante las próximas 48 horas.

jerali-gimenez-journalist

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com