Las autoridades de Japón detuvieron a Yusuke Tsushima, sospechoso de apuñalar a 10 pasajeras en el metro de Tokio este sábado.

Tsushima, de 36 años, fue llevado a una estación de policía, donde confesó a los agentes él solo quería asesinar a mujeres de aspecto feliz y eligió sus víctimas al azar, precisó NHK. 

La primera víctima fue una joven de 20 años. El Departamento de Bomberos informó que nueve de las 10 heridas fueron trasladadas a hospitales cercanos y una se fue a casa por su cuenta. Todas estaban conscientes.

Tras el ataque, Yusuke dejó su cuchillo en su escape y entró a una tienda de conveniencia, donde se entregó confesando que él era el sospechoso señalado en los noticieros y que estaba cansado de escapar. El gerente de la tienda llamó a la policía después de ver manchas de sangre en la camisa de Tsushima, según NHK.

Yusuke Tsushima también llevaba aceite de cocina y un encendedor, con los que supuestamente tenía la intención de prender fuego dentro del vagón

La policía descartó que el ataque fuera un atentado contra los Juegos Olímpicos y lo catalogó como un hecho aislado.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario