Sacerdote Latino muere después de una batalla de 2 meses con COVID-19
Sacerdote Latino muere después de una batalla de 2 meses con COVID-19

Un sacerdote de una iglesia católica en Clayton, Carolina del Norte murió el 20 de febrero por COVID-19.

El padre Héctor Rangel Galván de la Iglesia Católica St. Ann estuvo hospitalizado durante ocho semanas antes de morir, según el pastor de St. Ann, el Padre Peter Grace.

"Fue horrible porque estábamos orando por un milagro", aseguró Grace al medio WRAL. "Él luchó. Cada una de sus enfermeras dijo que luchó duro para volver con su gente".

Sacerdote contrae COVID-19

Galván celebró su misa final el 19 de diciembre y fue a Johnston Health en Smithfield dos días después de Navidad.

"Tenemos ocho personas en el personal, [y] cada uno de nosotros tiene COVID-19", dijo Grace. "Lo hicimos bien - nos recuperamos fácilmente - y pensamos que sería lo mismo para él".

El Padre Grace cree que el sacerdote latino contrajo coronavirus mientras visitaba a alguien que estaba enfermo.

"Tuvo mucho cuidado con el COVID", dijo. "Llevaba una mascarilla todo el tiempo. Se mantenía a una distancia prudencial. No tenía COVID por estar en la iglesia. Probablemente la contrajo visitando a alguien que estaba enfermo".

"Se lo tomó en serio y, sin embargo, arriesgó en su vida por la gente", agregó Grace.

Funeral para el padre

St. Ann's celebró una vigilia virtual por Galván el 22 de febrero y continuó hasta el 23 de febrero por la tarde.

La madre del Padre Galván y sus dos hermanos murieron durante la pandemia, y él nunca pudo regresar a México para verlos, dijo Grace, y agregó que ahora puede hacerlo.

Sus restos mortales serán enviados a México para su entierro.

"Se merece su descanso y se merece su recompensa, que es exactamente como me siento", agregó el Padre Grace.

A Galván le sobreviven su padre y tres hermanas.

Aidé Oropeza

Aidé es estudiante en Durham Tech Community College. Tiene gran interés en computadoras y en aprender lenguajes de programación como HTML/CSS, JavaScript y Java. aoropeza@lanoticia.com

Deja un comentario