Un policía veterano de San José, California, quien lleva casi 30 años trabajando en la policía decidió renunciar, luego del mandato de vacuna COVID-19 que obliga a todos los empleados de la ciudad a estar completamente vacunados.

Se trata de David Gutiérrez, quien decidió terminar su carrera en el Departamento de Policía de San José por no querer vacunarse.

Y es que San José se encuentra entre las ciudades que requieren que sus empleados estén vacunados antes del 30 de septiembre.

De acuerdo con WECT, Gutiérrez pasó años ascendiendo, desde ser detective de homicidios a investigador de asuntos internos y supervisor de patrulla antes de retirarse en 2019, luego regresó como oficial de reserva.

"No estoy en contra de las vacunas, pero cuando se trata de mi cuerpo, es mi elección lo que quiero poner en él.

"Es mi creencia religiosa, también creo que se me ha dado la opción de elegir qué hacer con mi cuerpo", dijo Gutiérrez a WECT.

Según Gutiérrez, aunque no quería vacunarse, estaba dispuesto a someterse a pruebas COVID de manera semanal.

De acuerdo con NBC, los empleaños que no muestren una prueba de vacunación o que no obtengan una exención médica podrían ser despedidos.

De acuerdo con la Asociación de Oficiales, hay cerca de 150 policías que no están vacunados o no han revelado su estado de vacunación.

Aquí te dejamos una postal de David Gutiérrez, el policía veterano de California que decidió renunciar por el mandato de vacuna COVID-19.

Jonathan Hernández

Reportero de espectáculos y cultura. Disfruto de leer, escribir, ver series y caminar con mi perro. Amo la comida y cultura de mi tierra. jhernandez@lanoticia.com

Deja un comentario