La mujer latina de 41 años mató a bebé de siete meses el pasado mes de agosto, ahora podría pasar su vida en prisión, pues se dictaminó que estaba sana mentalmente cuando realizó la acción.

Sonia Hermosillo, arrojó a su hijo desde un cuarto piso; aunque en un principio se decía que tenía problemas mentales, un jurado dictaminó que estaba completamente cuerda.

La mujer asistió a un hospital al sur de California donde normalmente llevaba a consulta a su hijo; sin embargo, lo arrojó desde un cuarto piso, lo que ocasionó varias lesiones que lo llevaron a la muerte.

De acuerdo con las autoridades, el crimen se cometió el 22 de agosto de 2021, cuando Sonia Hermosillo llevó a su hijo Noe Medina Jr al Hospital de Niños del condado de Orange. Donde su bebé había estado recibiendo tratamientos por varios problemas médicos.

Sonia había argumentado tener problemas de salud mental desde el nacimiento de su hijo, quien sufría varios problemas de salud, por lo que tomó la decisión de matarlo.

“Estaba enfermo y su madre no lo quería. Ella tomó una decisión despiadada de matar a su hijo”. Dijo la fiscal Mena Guirguis al jurado en el juicio.

El mes pasado la mujer latina enfrentó un juicio en Orange, California para determinar si estaba mentalmente capacitada y tras varios análisis éste dictaminó que no tenía problemas mentales.

El pasado 4 de agosto de 2021 fue hallada culpable de asesinato en primer grado, aunque ella se declaró inocente, justificando "delirios y alucinaciones" durante su acto, por lo que no pasaría mucho tiempo en prisión.

Pero al ser calificada como mentalmente sana, la pena podría ser de cadena perpetua.

Apolo Valdés

Apolo Valdés

Lic. En Comunicación y Periodismo por la UNAM, con 16 años en medios de comunicación. Amante de la lucha libre, videojuegos y la cultura geek.

Deja un comentario