El mitin de odio que su suscitó en agosto de 2017 en Charlottesville, Virginia, y que tuvo un desenlace fatal, tendrá un nuevo capítulo donde sus víctimas exigen justicia.

Los perjudicados en el incidente presentaron una demanda que ha expuesto que el ataque estuvo respaldado por la “financiación privada” de un grupo de blancos supremacistas.

La demanda en conjunto asegura que esa financiación provocó que un grupo de individuos hiciera del odio un trabajo de “tiempo completo”.

En agosto de 2017, una coalición de figuras de extrema derecha marchó en Charlottesville, Virginia, durante el festival fascista de dos días "Unite The Right".

El evento terminó cuando un neonazi arrolló con su automóvil a la multitud de manifestantes, asesinado a una persona e hiriendo a otras más.

Tas el atentado, los sobrevivientes presentaron una demanda general contra los organizadores del evento.

Los demandantes mostraron más de 3,000 nuevas exhibiciones donde explican que Unite The Right colaboró y dirigió sus propios grupos sin fines de lucro para obtener fondos.

En la demanda se presentaron documentos, mensajes de texto entre líderes supremacistas blancos y documentos legales de grupos de extrema derecha.

Así como el informe de los médicos de las víctimas. Se espera que el próximo mes se realice el juicio.

Integrity First for America, es el grupo sin fines de lucro que lidera la demanda.

Cabe destacar, que James Alex Fields Jr., de 22 años y originario de Ohio, se declaró culpable del asesinato de la joven Heather Heyer, que falleció tras ser atropellada.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

A 20 años de los ataques terroristas del 11 de septiembre ¿es el mundo un lugar más seguro?

Hija de un alguacil de Carolina del Norte fue arrestada por posesión de drogas

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario