El arma utilizada fue fabricada por la empresa Remington. (Foto: AP)

La fabrica de armas que creó el fusil utilizado en la masacre de la escuela Sandy Hook, ubicada en Newtown, Connecticut en 2012, ofreció a las familias de las víctimas 33 millones de dólares.

El asesino Adam Lanza, de 20 años, mató a su madre en su casa y después con un fusil tipo AR-15, fabricado por la empresa Remington, mato a 20 alumnos y seis maestros de la escuela Sandy Hook en diciembre de 2012. Posteriormente se suicidó.

Familiares de las víctimas de la masacre de Connecticut presentaron una demanda contra la fabrica, por la forma en que la empresa presentó el arma.

Ahora, los abogados de Remington, que se declaró en quiebra, presentaron la oferta con lo que las nueve familias que lanzaron la demanda, recibirían 3.7 millones de dólares cada una; aunque aún están estudiando la propuesta.

Polémica por la venta de armas tras la masacre de Connecticut

El grupo de familiares de las víctimas, lanzaron la demanda al asegurar que la fábrica no debería haber vendido un arma tan peligrosa.

Además aseguran que la publicidad estaba dirigida a varones jóvenes a través de videojuegos. La demanda también tiene como objetivo prevenir otra masacre.

La empresa Remington, con sede en Carolina del Norte, se declaró en quiebra hace dos años y vendió sus vienes, pero no se ha librado de la demanda.

Apolo Valdés

Apolo Valdés

Lic. En Comunicación y Periodismo por la UNAM, con 14 años en medios de comunicación. Amante de la lucha libre, videojuegos y la cultura geek. "This is the way".

Deja un comentario