Kidde está retirando del mercado sus alarmas de humo TruSense, así como alarmas combinadas de humo y monóxido de carbono, por el “riesgo de no alertar”.

De acuerdo con la compañía, cuyas oficinas centrales están en Mebane, Carolina del Norte, existe el riesgo de que las alarmas no funcionen y no alerten a los consumidores sobre un incendio.

Así lo dio a conocer la empresa, que es parte de Carrier, a través de su cuenta de Twitter.

Aviso importante: Si posee una alarma de humo TruSense o de humo con monóxido de carbono, es probable que deba ser reemplazada”, advirtieron.

Se trata de varios modelos que se vendieron entre mayo del 2019 y septiembre del 2020 en tiendas para el hogar y ferreterías de todo el país, incluidos Walmart, Home Depot, Amazon, ShopKidde.com y Menards.

Los números de los modelos son 2040, 2050, 2060 y 2070, que pueden encontrarse en la parte posterior de las alarmas.

Además, deben tener el logotivo TruSense o “Amber = FAULT” impreso en la parte de en frente.

Para pedir el cambio de tu alarma Kidde, si entra en las especificaciones de que podría estar en riesgo de no alertar, solo debes ponerte en contacto con la compañía a través de su sitio web para solicitar un reemplazo gratuito.

A través de un comunicado, la Comisión de Seguridad de Productos de Consumo de Estados Unidos señaló que hasta el momento no se han reportado incidentes ni heridos.

Jonathan Hernández

Reportero de espectáculos y cultura. Disfruto de leer, escribir, ver series y caminar con mi perro. Amo la comida y cultura de mi tierra. jhernandez@lanoticia.com

Leave a comment