La Corte de Apelaciones del Noveno Circuito dictaminó el 8 de noviembre que el gobierno federal no puede cancelar la Acción Diferida Para los Llegados en la Infancia (DACA), que protege de la deportación a cerca de 800,000 jóvenes, también conocidos como soñadores.

El dictamen del panel de tres jueces señala que la decisión de la administración del presidente Donald Trump de eliminar DACA era arbitraria, caprichosa y no estaba apegada a la ley, y se le ordenó mantener en vigor un fallo emitido por una corte federal de California en enero, que exigía al gobierno restituir el programa.

Varios estados demandaron al gobierno cuando se anunció el año pasado la eliminación de DACA, entre ellos Carolina del Norte.

Estoy muy contento de que el tribunal federal de apelaciones haya tomado la decisión correcta. Poner fin a DACA sería cruel contra los soñadores, iría en contra de nuestros valores estadounidenses, y sería perjudicial para nuestra economía. También violaría la ley federal y la Constitución. Es por eso que argumenté en contra en el Tribunal, porque debemos defender a decenas de miles de jóvenes que son miembros importantes de nuestras comunidades en Carolina del Norte y confían en DACA, dijo a La Noticia el Fiscal General del estado, Josh Stein.

Diego Barahona A.

Periodista, editor, asesor, y presentador. De 2016 a 2019 el periodista más galardonado en Estados Unidos por los Premios José Martí. Autor del best seller: ¿Cómo leer a las personas? dbarahona@lanoticia.com

Leave a comment