Gracias a los avances tecnológicos, lo que solo veíamos en películas de ciencia ficción hoy son una realidad, como los autos voladores. AirCar, un prototipo de auto-avión híbrido completó 35 minutos de vuelo entre los aeropuertos internacionales de Nitra y Bratislava, en Eslovaquia.

El vehículo, equipado con un motor BMW y que funciona con combustible regular, es obra del ingeniero y piloto eslovaco, Stefan Klein, quien asegura que su creación puede volar unos 1,000 kilómetros a 2,500 metros de altura. Hasta el momento registra 40 horas de vuelo.

AirCar solo necesita 2 minutos y 15 segundos para transformarse en avión.

Tras el aterrizaje, Klein describió la experiencia aérea como “muy placentera”.

Con la capacidad de transportar a dos personas, con un límite de peso combinado de 200 kilos, el AirCar alcanzó una velocidad de 170 kilómetros por hora en el aire.

A diferencia de otros prototipos de vehículos aéreos como los drones-taxi, el AirCar no puede despegar y aterrizar verticalmente, requiere de una pista de aterrizaje.

El sector de los autos voladores ha generado grandes expectativas en los últimos años. En 2019, la consultora Morgan Stanley calculó que podría alcanzar un valor de $1,5 billones para 2040.

Michael Cole, director ejecutivo de Hyundai Motors Europa, aseguró que los autos voladores son “parte de nuestro futuro”.

Los vehículos voladores podrían ser una alternativa a los medios de transporte convencionales, que demandan una constante y creciente infraestructura.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario