cuando-es-el-dia-de-nuestra-senora-de-la-divina-providencia-que-oracion-dedicarle
Es la patrona de Puerto Rico, venerada el día en que celebran el descubrimiento de la isla de Borinquen.

Nuestra Señora de la Divina Providencia es celebrada en oración como la patrona de Puerto Rico.

La tierna imagen representa a la Virgen con el Niño Jesús dormido plácidamente en sus brazos, mientras sujeta entre sus palmas la manita izquierda del pequeño Jesús, en posición de oración.

El nombre de Divina Providencia se lo dieron los Siervos de María mientras le oraban por los frailes de la orden en debido a que no tenían qué comer. La Virgen les hizo el milagro de proveerles alimentos que llegaron en canastas a las puertas del convento.

Por eso a esta Virgen se le pide en momentos de necesidad para que provea en todo momento.

¿Cuándo es el Día de la Virgen de la Divina Providencia?

Cada 19 de noviembre se celebra a la Virgen de la Divina Providencia. Sin embargo, en un principio se definió su fiesta anual el día 2 de enero, fecha en que la imagen llegó a Puerto Rico.

Según la historia esta advocación mariana se originó en Italia. Pero a la Divina Providencia la llevó a Puerto Rico Monseñor Gil Esteve, proveniente de Cataluña, cuando se inició en la isla como Obispo.

En el año 1969 el Papa San Pablo VI declaró a la Virgen de la Providencia como patrona de Puerto Rico y pidió trasladar la celebración al 19 de noviembre para que coincidiera con la fecha del descubrimiento de la isla de Borinquen, que fue en 1493.

Hermosa oración a Nuestra Señora de la Divina Providencia

¡Oh, Divina Providencia, concédeme tu compasión, tu misericordia y tu infinita bondad!

Me arrodillo ante ti, y te pido tu gran amor maternal, y para los que Dios me ha dado, mi familia y amigos, que no les falte el sustento, el abrigo, ni el vestido.

Concédeles la salud, llévalos por el buen camino, que sea siempre la virtud la que los guíe en el camino.

Tú eres toda mi esperanza, tú eres el consuelo mío, en ti creo, en ti espero, y en ti confío.

Que tu Divina Providencia se extienda a cada momento sobre nosotros, para que nunca nos falte el sustento espiritual para ser capaces de hacer la voluntad de Dios y alabarlo y glorificarlo por los siglos de los siglos.

Amén.

Te puede interesar: Oraciones para implorar a la Virgen Inmaculada Concepción

jerali-gimenez-journalist

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com

Deja un comentario