La administración del presidente Joe Biden quiere dejar atrás todo lo relacionado con su antecesor, Donald Trump, y ahora están por derogar uno de los decretos que nació cuando el expresidente se quejó de no tener suficiente volumen de agua en la ducha para bañarse.

El Departamento de Energía volverá a la norma que se había aprobado en el 2013 en la que se estipulaba una cantidad apropiada de agua para ‘un buen baño y limpieza total’.

La medida parece ser más simbólica, puesto que la mayoría de los cabezales de ducha están fabricados de acuerdo con la norma del 2013 y no hubo muchos cambios pese a la queja de Donald Trump. Y es que en el mercado realmente no había cabezales que pudieran satisfacer al expresidente.

Una ley federal de 1992 estipulaba que el flujo de agua no debía ser mayor a 9,5 litros de agua por minuto, pero la aparición de nuevos equipos para bañarse con cabezales múltiples provocó que el gobierno de Barack Obama definiera que la norma era para el total de agua del artefacto; es decir, si había cuatro cabezales, los 9.5 litros se tenían que dividir entre ellos, pero el decreto de Trump buscaba que fuera por cada cabezal.

La reforma en la que se regresa a la norma de Barack Obama será dada a conocer la próxima semana en el Registro Federal. El Departamento de Energía dijo que ‘El cambio garantizará que los consumidores seguirán ahorrando dinero mientras reducen el consumo de agua.’

Daniel González

Periodista egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García en México y con 17 años de experiencia. Amante de los viajes y las historias que de ellos emanan. Un buen libro, una buena película...

Deja un comentario