Cecily Aguilar, la mujer acusada de ser cómplice en el asesinato y la mutilación de la soldado latina, Vanessa Guillén, pidió a un juez federal que se descarte su declaración debido a que tomada de manera ilegal.

De acuerdo a documentos de la corte presentados este miércoles, los agentes que detuvieron a Cecily Aguilar no le leyeron la Advertencia Miranda (el aviso que se le hace a todos los detenidos) al momento de ser interrogada el 30 de junio de 2020.

Aguilar, de 22 años, fue interrogada sobre el soldado Aaron Robinson, quien era su novio y el hombre que identificado como el responsable del asesinato de Guillén en Fort Hood, Texas.

La detenida argumentó que los oficiales la despojaron de su celular y que no le dijeron que tenía derecho a un abogado ni que sus declaraciones podrían ser utilizadas en su contra en la corte.

“Ellos (oficiales) no le dijeron que tenía el derecho a tener un abogado presente durante la interrogación, y no le preguntaron si estaba dispuesta a renunciar a esos derechos”, de acuerdo los documentos de la corte.

Según informes, Aguilar ayudó a los policías a dar con Robinson, quien se quitó la vida cuando fue localizado.

Cecily Aguilar enfrenta cargos de alteración y mutilación para impedir una investigación. De ser declarada culpable recibiría una sentencia de 20 años de cárcel y una multa máxima de 250,000 dólares.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Leave a comment