Alan McKinley de 56 años sufrió un derrame cerebral y tuvo que estar internado desde el año pasado, por lo que acumuló una deuda en el hospital que parecía imposible de pagar; eso hasta que miles de desconocidos lo ayudaron.

Su hija, Alexi McKinley dio a conocer la historia por medio de TikTok, pues la familia vivía momentos difíciles con el padecimiento de su padre y la enorme cuenta del hospital.

Según relató la joven de Marsyville, Washington en Estados Unidos, en agosto de 2020 encontró a su padre tirado en el suelo de su casa y ahí comenzó la pesadilla.

El hombre sufrió un derrame en el lado derecho del cerebro y desgraciadamente hace 10 años también había sufrido un ictus en esa misma zona. Posteriormente Alan fue trasladado de emergencia al Hospital Providence en Everett y fue atendido.

Me dijeron que nunca podría mover el lado derecho de su cuerpo, ni tragar comida, ni entender el habla, y me dijeron que tenía que empezar a pensar en alguien que lo cuidara", contó Alexi en su historia.

Sin embargo el hombre se recuperó del derrame cerebral contra todo pronostico y comenzó un programa de rehabilitación. De forma increíble consiguió caminar y moverse por si solo. Poco a poco empezó a regresar a la normalidad.

La historia conmovió a miles de personas quienes reunieron el dinero necesario para cubrir la cuenta, aunque no se reveló la cantidad, sí dejaron claro que fue muy costoso.

Apolo Valdés

Lic. En Comunicación y Periodismo por la UNAM, con 14 años en medios de comunicación. Amante de la lucha libre, videojuegos y la cultura geek. "This is the way".

Deja un comentario