En un mundo que promueve cuerpos "ideales", sin acné, estrías, sin vello corporal o facial y tradicionalmente estéticos, es difícil encontrar contenido distinto en redes sociales, sin embargo, la influencer Joanna Kenny presume estas características, como su bigote, para luchar contra los estereotipos.

Su contenido, honesto y real ha hecho eco con muchas personas, por lo que Joanna tiene actualmente más de 80,000 seguidores en plataformas como Instagram.

En sus redes sociales, Kelly se ha dedicado a hablar de la belleza y de cómo acciones como rasurarse son un privilegio.

"Como muchas otras personas, crecí creyendo que el vello facial era antihigiénico, que no era atractivo y que era masculino. Es algo que debemos desaprender como sociedad".

"Resaltar mi vello no es una tendencia, es un recordatorio de que depilarse es un privilegio y debería ser una decisión personal libre del juicio de otros, sin importar el género", ha escrito la influencer.

En sus publicaciones, la joven también habla del acné y de normalizar todas las texturas y figuras de los cuerpos.

"No todos los cuerpos que se ven como este han tenido hijos (...) nadie debería tener que justificar el estado de su cuerpo, haya o no tenido bebés".

Joanna Kenny, la influencer que presume su bigote y acné para luchar contra los estereotipos, también hace contrastes de las expectativas en redes sociales y la realidad.

De acuerdo con su descripción, Kenny es de Reino Unido y tiene un podcast en el que habla de normalizar todos los cuerpos.

Cuéntanos qué te parece su cuenta y si conoces otras similares.

Jonathan Hernández

Reportero de espectáculos y cultura. Disfruto de leer, escribir, ver series y caminar con mi perro. Amo la comida y cultura de mi tierra. jhernandez@lanoticia.com

Deja un comentario