¿Qué puede ser más temible que un pez con dientes de 'cocodrilo'? Lo mismo se preguntan los habitantes de Kansas, pues por primera vez se capturó a una especie de pejelagarto en este estado y la gente enloqueció.

Y no es para menos, pues los pejelagartos son conocidos como "fósiles vivientes", pues se han descubierto registros fósiles de estos animales que datan de hace casi 100 millones de años.

De acuerdo con el Departamento de Vida Silvestre y Parques de Kansas, el "alligator gar" no es una especie de Kansas, por lo que están investigando cómo terminó en el estado.

Según las autoridades, esta especie fue pescada en el río Neosho, al este de Parsons y midió 4.5 pies (1.34 metros) y pesó 39.5 libras (17.91 kilos).

De acuerdo con Nat Geo "su piel está recubierta por una capa de escamas duras con forma de diamante que crean una especie de armadura protectora. Tiene un aspecto feroz y puede llegar a ser enorme. Algunas especies alcanzan casi 3 metros de longitud (10 pies) y pesan más de 130 kilos (286 libras)".

Los pejelagartos son depredadores voraces y eficientes, predominantemente de agua dulce, que solo se encuentran en América del Norte y Central, entre Montana, el sur de Quebec y Costa Rica.

"En los estados del sudeste de Estados Unidos, donde habita, es una pieza cotizada por los pescadores por la dura resistencia que ofrece cuando muerde el anzuelo. Sus huevos son altamente tóxicos para el ser humano", asegura Nat Geo.

Aunque se han registrado otros tipos de pejelagarto en Kansas, esta es la primera vez que se captura a un "Alligator Gar" (Atractosteus spatula), siendo la especie más grande de los pejelagartos y que, a diferencia del resto de los peces de su familia, posee una doble fila de dientes en el maxilar superior.

También te puede interesar:

Jonathan Hernández

Reportero de espectáculos y cultura. Disfruto de leer, escribir, ver series y caminar con mi perro. Amo la comida y cultura de mi tierra. jhernandez@lanoticia.com

Deja un comentario