Un perro se convirtió en el héroe de un pequeño gatito, pues le consiguió una familia, después de rescatarlo de la calle.

Un video se hizo viral al mostrar que los perros y gatos pueden llevare mejor de lo que cualquiera hubiera esperado, incluso uno puede ser el salvador de otro.

Hazel, una perrita de mezcla Yorkie, Chihuahua y Poodle, vive en Abilene, Texas. Durante un pequeño paseo en los alrededores de su casa sorprendió a su dueña al llegar caminando con un gatito bebé, el cual metió a su casa.

Su dueña, Mónica Burks, comentó que dejó salir al patio a la pequeña a hacer sus necesidades y dio un paseo alrededor de la casa y cuando regresó venía acompañado de un gatito.

El perro guiaba al pequeño gatito y cada que se retrasaba iba por él y lo animaba a continuar. Al final, Hazel metió a la casa al gatito.

Tras quedarse unos días en la casa de Mónica, el gatito fue adoptado por su hermano, quien lo nombró Sheba.

Apolo Valdés

Lic. En Comunicación y Periodismo por la UNAM, con 14 años en medios de comunicación. Amante de la lucha libre, videojuegos y la cultura geek. "This is the way".

Deja un comentario